'Hey Mr. Dj', cuando la música es más que la banda sonora en tu trabajo

El verano es temporada alta de trabajo para quienes se dedican a amenizar fiestas y celebraciones para los demás. Charlamos con el DJ Diego Alo, que nos cuenta anécdotas y curiosidades de una profesión en la que hay que dar el 'do de pecho', sobre todo en las bodas.

 'Hey Mr. Dj', cuando la música es más que la banda sonora en tu trabajo
'Hey Mr. Dj', cuando la música es más que la banda sonora en tu trabajo

Los platos comienzan a girar, el volumen de la música sube y la voz del DJ Diego Alo incita a los invitados a disfrutar de la noche. La fiesta está servida, y este joven leonés se encargará de que las notas no descansen hasta que los novios decidan lo contrario. Y así, canción tras canción, baile a baile, Diego hace las delicias de una boda, que siempre acaba con la satisfacción de un trabajo bien hecho.

Y, es que, el brillo de sus ojos le delata. Cuando Diego habla de música su voz se vuelve más intensa, y el entusiasmo en la oportunidad de enseñar todo lo que sabe muestra maravillas en sus composiciones.

Todo comenzó hace 14 años, cuando Diego empezó a salir por la noche y se fijaba en los pinchas de las teenagers session. El leonés fue creciendo y comenzó a vincularse con gente del mundo de la música, y gracias a lo que éstos le enseñaron y a lo que él aprendió por su cuenta, hoy en día es un conocido DJ en León, que además de pinchar cada viernes en una distinguida sala de la ciudad, dedica parte de su tiempo a amenizar bodas con un equipo formado por dos socios más en la discomóvil Adagio, una empresa pionera en la música para bodas en León, con diferente formas de contratación y equipos.

"Cuando empezó a salir de fiesta me gustaba lo que estaban haciendo los DJ's en ese momento y siempre he tenido un buen feeling con la música. Entonces pensé, si lo hace otro, ¿por qué no puedo hacerlo yo? Así empecé a empaparme de todos los estilos musicales hasta dar con el que reamente me gusta, que es el house. Aunque soy consciente de que todo va por tendencias, y voy jugando y variando según la época y el público que tengo", explica el DJ, que cuenta con su propio equipo en casa, donde tiene un estudio para poder hacer mezclas y producciones.

Bodas con banda sonora a la carta

Diego también ha realizado cuñas de radio, en remezclas de algunos artistas a nivel nacional y en otros sectores derivados del mundo de las ondas, y dentro de estas actividades parte de su tiempo lo dedica a las bodas y celebraciones. "Intento que en las bodas el cliente esté conforme con lo que él quiere; es él quien me da la confianza para poder expresar mi actuación para los novios y su público. Yo les pregunto qué tipo de música les gusta, qué canciones quieren que suenen y si tienen alguna selección de música", apunta Diego, quién se preocupa de hasta el último detalle para que la música de la boda sea a la carta realmente.

Por ello, y a pesar de que reconoce que le gustan más otro tipo de eventos, en una boda Diego se entrega al máximo. "A la hora de la verdad no tengo problema de vincularme a cualquier sector, o a cualquier tipo de público, sea más maduro o más joven. Es sólo cuestión de adaptarse al estilo musical", añade contundente.

Cuestión de organización para mantener activa tu vida social más allá de las bodas: trucos y anécdotas

El mayor volumen de bodas suele producirse en los meses estivales durante y los fines de semana, lo que limita la vida social de un DJ que no sabe adaptar su tiempo al de sus amigos. "Empiezo a las 6 de la tarde y muchas veces salgo a las 8 de la mañana, entonces lo único que me queda para quedar con mis amigos es realizar un esfuerzo, acabar de recoger los equipos y marchar donde estén ellos. Si solo te vinculas a la música puedes perder contacto con tu entorno", reconoce.

En cuanto a las anécdotas, Diego recuerda muchas, aunque la mayoría están relacionadas con bodas de gente extranjera, brasileñas y colombianos con algún leonés, por ejemplo. "Veos todo tipo de bodas, y cuando uno de los dos cónyuges es extranjero, nos ha pasado no entender canciones o incluso el idioma con el que nos las piden. Pero siempre lo arreglamos para seguir con el espectáculo", apunta sonriendo.  Otros momentos graciosos suceden siempre a la hora de desmontar el espectáculo: "Con las prisas, al enrollar los cables, y al guardar el material, nos hemos pillado más de una vez las manos, o se nos han caído cosas, porque lo que quieres en ese momento es acabar y ajustar un poco el ritmo de tu vida".

Diego también comparte alguno de sus trucos para salir del paso ante una petición de la que no disponen. "Hoy en día pagando al Canon de Autores y a la SGAE, tenemos un listado de canciones muy amplio, también contamos con el que nos facilitan los novios o invitados. Aunque siempre está el novio o novia que te pide alguna canción de la que no disponemos. Entonces, si ellos no la tienen en el móvil, con conexión a Internet todo está solucionado".

Aunque complementa su faceta musical con otro trabajo, su sueño es poder vivir sólo de la música. Y va por el buen camino: "El no está ahí, pero si luchas a por el sí nada es imposible. Siempre mantengo abiertas las puertas de la música", finaliza contundente.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído