El Hospital de Burgos, primero en implantar un desfibrilador compatible con resonancias magnéticas

 El Hospital de Burgos, primero en implantar un desfibrilador compatible con resonancias magnéticas
El Hospital de Burgos, primero en implantar un desfibrilador compatible con resonancias magnéticas
El Hospital Universitario de Burgos ha realizado la primera intervención de Castilla y León para implantar dispositivos cardiacos DX de compatibilidad avanzada con técnicas diagnósticas por imagen de resonancia magnética. El hospital, puntero en este tipo de tratamiento, ya aplicaba la tecnología disponible para estos pacientes desde hace casi dos años; ahora las posibilidades con resonancia magnética (RMN) se amplían. Gracias a la tecnología desarrollada por BIOTRONIK, los portadores de los desfibriladores DX de la gama Ilesto, ya pueden realizarse resonancias magnéticas adicionales de cuerpo completo y de alta intensidad (3.0 Tesla) bajo ciertas condiciones, lo que supone un importante avance para el diagnóstico de posibles enfermedades concomitantes en los pacientes portadores de DAIs.

El primer implante realizado con este modelo de compatibilidad avanzada por el Hospital Universitario de Burgos ha sido a una paciente de 70 años, con una disfunción ventricular muy severa y episodios sincopales, por lo que necesita de la terapia de un desfibrilador implantable, y que además tenía problemas de lumbalgia, por lo que tenía que realizarse resonancias ocasionalmente.Hasta hace poco se excluía a los pacientes con marcapasos o DAI de los escáneres de resonancia magnética debido a que los fuertes campos magnéticos y las ondas de radio podían tener una influencia negativa en sus dispositivos. Biotronik ya contaba con desfibriladores implantables compatibles con RMN desde hace dos años bajo condiciones más limitantes, y ahora ha obtenido la aprobación para realizar resonancias magnéticas de todo el cuerpo y de alta intensidad (3.0 Tesla). Además, es el único sistema DX de desfibrilación monocameral en el mundo con diagnóstico auricular, por lo que proporciona mayor información para la mejora del tratamiento en estos pacientes.

“Es un gran avance tener acceso a resonancias magnéticas de cuerpo entero que permiten visualizar estructuras del organismo que de otra manera no podríamos visualizar”, explica el Dr. Javier García Fernández, de la Unidad de Arritmias del Servicio de Cardiología del Hospital Universitario Burgos. La población de pacientes que necesitan un dispositivo cardiaco está aumentando cada año entre el 10 y el 15 por ciento. De éstos se estima que entre el 50 y el 70 por ciento deberá realizarse una resonancia magnética a lo largo de su vida. Esta prueba por imagen sirve para obtener información en el diagnóstico de tumores, accidentes cerebrovasculares y otras enfermedades relacionadas con los tejidos blandos. “Ahora mismo la resonancia magnética cardiaca está creciendo y teniendo muchísimas indicaciones y funciones. En muchas especialidades y en diferentes patologías esta prueba es fundamental para poder llegar a un diagnóstico”, asegura el Dr. García Fernández. Desde el año 2000 se ha duplicado el número de este tipo de procedimientos en España. En 2006 se realizaron casi 30 millones de resonancias magnéticas en todo el mundo y en 2010 ya se habían registrado 50 millones. “Es un problema que cualquier paciente, tenga la patología que tenga, no pueda realizarse esta prueba. Es importante que tanto pacientes con desfibrilador como con marcapasos puedan someterse a esta técnica de diagnóstico que, actualmente, es una de las mejores que existen”, afirma el Dr. García Fernández.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído