Una investigación conjunta de la Guardia Civil y la Policía Nacional ha logrado desmantelar una red de narcos especializada en el tráfico de cocaína y destapar la red de blanqueo del dinero procedente de sus negocios delictivos. La operación ha culminado con la incautación de 100 kilos de cocaína y 148.000 euros en efectivo y la detención de los 10 integrantes de la red dedicada a la venta del estupefaciente entre sus contactos en España.  Entre los arrestados se encuentra la líder de la red, con contactos con organizaciones de narcos de origen colombiano y mexicano y experta en la introducción de grandes partidas de clorhidrato de cocaína. La operación, en la que también se han incautado una pistola con silenciador y varios automóviles de alta gama, se ha desarrollado en las provincias de Madrid, Cádiz y Valladolid. La rama de blanqueo de capitales procedentes de la droga, compuesta por expertos abogados y traders, podría haber negociado con productos financieros por un valor superior a los 1.000 millones de euros.

La investigación se ha centrado sobre una organización dedicada al tráfico de drogas a gran escala así como al blanqueo de capitales procedente de esa actividad ilícita. La organización criminal investigada estaba dirigida por una mujer experta en la introducción en España de grandes cantidades de clorhidrato de cocaína y su posterior venta a “contactos” en otros grupos de narcos.

 
La cabecilla, junto a su pareja sentimental, contaba con varios inmuebles como infraestructura para el tráfico de estupefacientes en las provincias de Cádiz, Madrid y Valladolid. En la localidad gaditana de La Línea de la Concepción, los agentes han hallado 99 kilos de cocaína (49 en un chalé y 41 en la “caleta” de un vehículo), 140.000 euros y una pistola con silenciador. Allí se ha producido el arresto de la principal investigada, su pareja sentimental y dos personas más. Esta mujer estaba vinculada a otras dos operaciones policiales desarrolladas en 2011, denominadas Colapso y Azaleas, y que permitieron desmantelar el mayor laboratorio clandestino de procesamiento de clorhidrato de cocaína de Europa.
 
Cocaína en una granja
 
En una finca rústica de Medina del Campo (Valladolid), los investigadores se han incautado de un kilo de cocaína más, oculto en un pequeño zulo bajo tierra. La finca, que también albergaba una granja, era custodiada por una persona que también realizaba labores de mantenimiento para tratar de transmitir normalidad y que ha resultado arrestada.
 
En  la provincia de Madrid  -en las localidades de Las Rozas, Miraflores de la Sierra y Boadilla del Monte- los investigadores han detenido a cinco personas. Asimismo han practicado registros de domicilios particulares de abogados y sociedades mercantiles dedicados al blanqueo de capitales, donde se han incautado de numerosa documentación. 
 
La líder de la organización de narcotraficantes recurrió a los servicios de una estructura blanqueadora independiente compuesta por profesionales especializados, abogados del ámbito mercantil y fiscal, singularmente conocedores de los circuitos financieros internacionales y sus ramificaciones en territorios off-shore y paraísos fiscales. La extraordinaria tecnificación de sus tres miembros más relevantes ocasionaba el reparto de las tareas en tres facetas fundamentales: el diseño formal de las operaciones con formulaciones de contratos legales ad hoc para dar una apariencia lícita con la intervención de sociedades instrumentales dominadas por el grupo; la introducción de instrumentos financieros sofisticados amparados en esos contratos; y su circulación por distintas entidades financieras en varias jurisdicciones, muchas de ellas off-shore como Suiza, Panamá o Belice.
 
Un cheque de 300.000.000 de euros
 
Las enormes cuantías con las que trabajaban estos traders internacionales les permitían mezclar fondos lícitos con ilícitos en mesas de compensación propias. Llegaron a compensar incluso un cheque de 300 millones de euros, que estaría financiado con activos subyacentes conectados por datos a las mafias rusas, a las que habrían recurrido en ocasiones en otras operaciones de compensación con carteles colombianos.
 
Se ha intervenido diversa documentación que acredita la intervención de este grupo en la negociación de bonos internacionales, de commodities del mercado de materias primas como petróleo y garantías bancarias (BG´s) por importes nominales de 500 millones de euros, 350 millones de euros y 200 millones de euros, respectivamente, todos ellos con financiación dudosa, y percepción de suculentas comisiones que escapaban a la Hacienda española.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído