Los incendios continúan haciendo mella en la provincia. A pesar de no llegar a los extremos del peligroso fuego de Latedo, las circunstancias climatológicas han favorecido la aparición y propagación de hasta siete focos en las últimas horas: Castromil, Villavendimio, Trabazos, Mombuey, La Tejera, Peque y, sobre todo, Barjacoba han sido los escenarios de las llamas que han provocado diferentes consecuencias en varios puntos de la geografía zamorana.

De hecho, tras el último parte vespertino de incendios de la Junta de Castilla y León, aún se mantenían activos tres, aunque todos ellos en el nivel 0, el menos peligroso de todos. En Trabazos, La Tejera y Barjacoba, los trabajos de extinción continuaron trabajando durante la tarde-noche para tratar de acabar con unos fuegos que obligaron a movilizar un importante abanico de recursos materiales y humanos.

Menor fue la necesidad de intervención en el resto de los fuegos. En Castromil, donde el incendio duró unas tres horas, entre las doce del mediodía y las tres de la tarde de este miércoles, aún se desconocen los daños; en Villavendimio, ardió una hectárea entre pasto y rastrojo; en Mombuey y en Peque, la afectación de terreno fue aún menor tras la rápida intervención para cortar el avance de las llamas.

En el resto de los incendios que se mantenían activo tras la última información oficial, todavía se desconoce el perímetro calcinado, aunque la Junta sí que informó hace ya dos días de que el fuego de Barjacoba había acabado con más de 200 hectáreas entre Orense y Zamora.

La mayor parte de los incendios que se están produciendo durante este verano han sido provocados. De los siete que se han declarado en las últimas horas, tan solo el de Barjacoba y el de Mombuey tienen una causa oficial; ambos han sido intencionados.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído