Indignación al borrar el Ayuntamiento los nombres de 6.000 represaliados en el campo de concentración de San Marcos

 Indignación al borrar el Ayuntamiento los nombres de 6.000 represaliados en el campo de concentración de San Marcos
Indignación al borrar el Ayuntamiento los nombres de 6.000 represaliados en el campo de concentración de San Marcos

Semanas de trabajo para una acción al mismo tiempo social y artística, en recuerdo de los 6.000 represaliados franquistas que sufrieron en el interior del campo de concentración de San Marcos, hoy Parador Nacional de León, borrados en cuestión de minutos. Eso fue lo que ocurrió anoche en la plaza de San Marcos. Y ha cundido la indignación entre los organizadores, encabezados por el artista leonés Luis Melón, y las decenas de voluntarios que participaron en la performance para escribir con tiza los nombres de todos ellos. Muchos de ellos familiares directos de las víctimas de la represión.

Los 6.000 nombres escritos en tiza sobre el pavimento de la plaza de San Marcos desaparecieron "pocos minutos después de concluir la acción", certifica Melón. Sucumbieron bajo las mangueras del servicio municipal de limpieza y hay quien afirma que por orden directa del equipo de Gobierno del Ayuntamiento de León, como lo ha denunciado la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica.

El propio Luis Melón no pretende ser tan mal pensado. "Es cierto que se actuó con nocturnidad y alevosía, cuando lo vi no entendí nada; aducirán que la tiza podría dañar el pavimento o que limpiar con mangueras la plaza es algo habitual... espero que simplemente sea un malentendido y que nadie en el Ayuntamento tenga tanta vileza moral", explica. Pero también recrimina "que nadie del Ayuntamiento se acercara en ningún momento para un evento que sigo creyendo que era necesario, de justicia, con tantos leoneses que sufrieron".

A esto hay que unir la tardanza municipal en otorgar los permisos para desarrollar la performance, que solicitados a finales de agosto llegaron in extremis esta misma semana después de volver a presentar toda la documentación. "Lo que más duele es ver cómo desaparecían los nombres bajo el agua mientras todavía algunos familiares trabajaban en la parte central de la plaza, o pensar que hay tanta diligencia por limpiar cuando hay calles de la ciudad, como la calle Concordia, sin asfaltar", lamenta el pintor leonés.

Sin embargo, prefiere "destacar el éxito de una acción que ha sido casi la única de desagravio" a las víctimas de la represión, la implicación de muchísimas personas, el apoyo de la asociación Aerle -que recopiló todos los nombres durante años de trabajo- y la ARMH. Y confía en que a raíz de esta "lamentable" situación de anoche al menos surja la "sensibilidad del Ayuntamiento y del Ministerio de habilitar en el interior de San Marcos una sede digna y estable para Aerle donde poder trabajar con todos sus archivos de la represión", ayudando a que San Marcos, por fin, se recuerde como lo que fue: uno de los peores campos de concentración del franquismo en España.

La acción denominada 'Todos los nombres' nació para recordar de manera emotiva y activa que el actual Parador fue campo de concentración de prisioneros republicanos durante la Guerra Civil (desde el 25 de julio de 1936) y la posguerra. La pretensón fue rendir un homenaje a las personas que fueron encarceladas por defender el orden democrático establecido. Poner en valor la historia del Parador, una historia que se intenta ocultar y tergiversar al no poder admitir ciertos pasajes de ella o pasar de puntillas. Y hacer un llamamiento a las instituciones para que se active la Ley de la Memoria Histórica de una vez por todas y visibilizar a las asociaciones que se encargan de las exhumaciones.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído