El avance de la Contabilidad Regional de España que elabora el INE sitúa a la industria como el sector más pujante en Castilla y León, con un incremento del 4,6 % el pasado ejercicio que es coherente con la excelente evolución que experimentaron indicadores como el Índice de Producción Industrial o las exportaciones de bienes de equipo. A continuación figura el sector primario ?agricultura, ganadería, silvicultura y pesca?, con una subida del 2,7 %, seguido de los servicios. La construcción, por su parte, redujo su diferencial negativo en comparación con el ejercicio anterior.

A tenor de estos resultados, el PIB de Castilla y León a precios de mercado (es decir, en euros corrientes) aumentó el 0,7 %. Se trata de un porcentaje inferior en dos décimas al 0,9 % calculado como promedio de todas las autonomías, algo que no deja de resultar paradójico teniendo en cuenta que la Comunidad creció al mismo ritmo que la media española. Conviene recordar, no obstante, que la estimación conocida esta mañana no es definitiva, sino que será objeto de revisión en los próximos meses.

El dinamismo de la economía ha tenido su reflejo en el mejor comportamiento del empleo, que se ha plasmado en una reducción de la tasa de paro de un punto de acuerdo con la Encuesta de Población Activa (EPA), desde el 21,75 % que se registraba al cierre de 2013 al 20,77 % al acabar 2014. Esto equivale a 13.600 parados menos en el último año, la primera reducción del número absoluto de desempleados desde 2007. Otro dato relevante es que la tasa de actividad ha mejorado, hasta situarse en el 55,01 %.

Incremento del PIB superior al 2 % en 2015

La aceleración de la economía autonómica continuará en 2015, a tenor de los estudios elaborados por distintos analistas de prestigio. Destaca, en este sentido, el informe Situación Castilla y León presentado el pasado martes por BBVA Research, que augura que el Producto Interior Bruto de la Comunidad se elevará el 2,6 % en 2015 y el 2,8 % en 2016, lo que propiciará la creación de 34.000 nuevos puestos de trabajo entre este año y el siguiente en todos los sectores de actividad.

De hecho, las estadísticas de Paro Registrado de este año ya avanzan en esa buena dirección. Así, el número de desempleados ha bajado en 18.436 personas en febrero respecto al mismo mes del año anterior, el mayor descenso desde 1999; y las afiliaciones a la Seguridad Social han subido en 15.753 trabajadores en ese mismo periodo de tiempo.

En la misma línea que el servicio de estudios del BBVA, el último Panorama Regional del Centro de Predicción Económica (Ceprede) ha apuntado que el PIB de Castilla y León se incrementará el 2 % durante este ejercicio, cifra que es una décima inferior a la establecida en los Presupuestos de la Comunidad y que los expertos agrupados en la Red Hispalink sitúan en el 1,8 %.

Cabe mencionar, asimismo, que la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) también ha avalado las previsiones macroeconómicas de la Junta, que considera ajustadas a la realidad y por tanto de probable cumplimiento.

Con base en estas estimaciones, todo indica que Castilla y León mejorará en los próximos años su convergencia con el conjunto de la Unión Europea, puesto que el aumento del PIB de la UE-28 previsto por la Comisión asciende al 1,7 % en 2015 y el 2,1 % en 2016.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído