Las obras, que han empezado este mes y se desarrollarán hasta final de año, suponen completar el vallado de las estructuras visitables con el mismo tipo de estructura empleado en actuaciones anteriores, que suman 131 metros.
 
Otra de las obras que está en su fase final es la mejora de la accesibilidad a la puerta sur de la muralla, para lo que se construye una escalera con piedra y traviesas de madera que permite transitar de forma segura por esa zona. Además se ha desbrozado la senda que recorre la muralla para facilitar el recorrido y el foso de la parte superior de la muralla.
 
Reposición

 

Los trabajos continuarán hasta final de año. Entre las actuaciones pendientes se encuentra la reposición de algunos elementos y el mantenimiento de las dos casas reconstruidas en el sector D, además de la reposición de las retamas de la techumbre, la recolocación de las piedras en las cumbreras, así como la mejora de la ventilación del interior para evitar la condensación de humedades.
 
Para esto se instalarán varias tejas en la cumbrera para permitir tanto la salida de humos como la ventilación interior de las casas, impidiendo la filtración de agua de lluvia y su visualización desde el exterior.
 
Estos trabajos han recibido el visto bueno de la Comisión de Patrimonio Cultural, supervisadas por el arqueólogo territorial de la Junta, Francisco Fabián, quien visitó el castro junto al alcalde de Candeleda, José María Monforte, y la alcaldesa pedánea de El Raso, Vanessa Galán.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído