Miles de niños, con sus padres, han recibido esta noche a Sus Majestades los Reyes Magos de Oriente en su visita a la capital en la noche que más ilusión marca para los más pequeños en todo el año.
 
Melchor, Gaspar y Baltasar han salido desde la plaza Odón Alonso en torno a las siete de la tarde en un punto de partida que este año ha variado con respecto a otras ediciones debido a las obras de peatonalización del centro.
 
Tras el arranque, compuesto por centenares de actores que han arrojado caramelos al público, la Cabalgata se ha desarrollado por la calle Mosquera de Barnuevo y desde allí, hacia Tejera y doblar a la derecha por la calle Numancia.
 
En este tramo se ha producido la anéctoda de la velada, ya que una de las carrozas, por la anchura de su personaje principal, el simpático Dumbo de Walt Disney, ha tenido que ser 'retocada' para que las orejas del popular elefante no tocasen con los carteles de los comercios con el consiguiente deterioro.
 
Con todo, una vez más, los Señores de Oriente han hecho las delicias de los niños, a quienes han obsequiado en el ayuntamiento con regalos y golosinas. La fila que esperaba este encuentro con los magos, como siempre, ha sido muy larga, aunque la temperatura ha sido más agradable y la fina humedad no ha hecho mella en la paciencia de padres y pequeños.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído