Como cada Lunes de Pentecostés, y por 724ª vez, la patrona de Zamora emprende su camino por la provincia. Veinte minutos antes de las nueve de la mañana, finalizaba la eucaristía previa a la romería y las puertas de la iglesia de San Antolín se abrían para dejar salir a la Virgen de la Concha precedida por el pendón de la Cofradía.
 
Cientos de romeros se concentraban en la Plaza y en la Cuesta de San Antolín esperando la salida de la patrona. A su salida, los primeros acordes de las gaitas, los tambores y las dulzainas, se mezclaban con el tañer de las campanas para dar energías a los fieles en su camino y para animar a los vecinos para que salieran a sus balcones.
 
Está previsto que la comitiva llegue a La Hiniesta en torno a las once y cuarto de la mañana, momento en el que las dos delegaciones bailen los pendones y se intercambien los bastones de mando de los Ayuntamientos de Zamora y La Hiniesta. A continuación, todos los romeros subirán por esta localidad de Zamora hasta la iglesia donde a partir de las 12.00 horas se celebrará una eucaristía.
 
A continuación, parada para comer y regreso a las cinco de la tarde, previo paso por el Cristo de Valderrey. Todo en una vuelta que transcurrirá por el camino de La Lobata en vez de por Valorio por las obras del AVE.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído