El artista burgalés Pepe Carazo, pintor y escultor, pero, ante todo, enamorado de la acuarela, ha anunciado su intención de donar su colección particular de acuarela a la ciudad de Burgos. De esta manera, la muestra (que recoge los últimos 65 años de acuarela en España), serviría para crear un centro de referencia a nivel nacional en la ciudad, atraer a los mejores pintores del panorama para realizar talleres, clases magistrales y exposiciones y "poner en su lugar" a la acuarela, en palabras del propio Carazo.

Esta colección es propiedad personal del pintor, que ha ido recopilando las obras desde hace 30 años, tanto de los que el artista considera sus maestros, como de pintores internacionales que han desarrollado su actividad en España. Nombres como Ceferino Olivé, Ricardo Sacristán, Julio Casado o el cubano Roberto Fabelo destacan entre esos autores.

De esta forma la colección pasaría a ese nuevo centro en Burgos, a condición de que no se trate únicamente de una colección pictórica, sino que aglutine actividad artística que permita a los jóvenes pintores aprender de las figuras consagradas.

Además, Carazo ha recordado que en Burgos no existen clases de acuarela, a pesar de que el propio Carazo ha dado clases magistrales en la Academia Provincial de Dibujo, por lo que esta iniciativa podría ser un buen momento para recuperarlas.

Por otro lado, el pintor ha anunciado una exposición de su última obra "para otoño" de este año en la sala Círculo Central para mostrar sus últimas creaciones, fruto de la investigación. En esta muestra, Carazo reinterpreta la acuarela, una técnica que reconoce como difícil, pero natural para él.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído