Las investigaciones policiales comenzaron cuando se tuvo conocimiento de que I.R.B (madre del bebé) había manifestado a una funcionaria del Cuerpo Nacional de Policía que su hijo, de tan sólo quince días, presentaba una lesión en una vena y que había fallecido en Inglaterra mientras le operaban de urgencia.

Ante esta información y dado que la referida es policialmente conocida, se sospechó de la veracidad de las manifestaciones de la misma, comenzándose las gestiones tendentes al esclarecimiento de los hechos.

Se tomaron diversas declaraciones en relación con este asunto, determinándose el lugar donde se encontraba el menor, así como las personas implicadas en los mismos, y se dedujo que el precio de venta del menor podría encontrarse entre los 3.000 y los 15.000 euros.

Se solicitó colaboración policial internacional con el Reino Unido, a través de la Oficina Sirene, lográndose localizar al menor en Cardiff Bay (Gales), procediéndose a la detención de la madre del menor, I.R.B ,de 19 años de edad, de nacionalidad rumana; L.S.L, varón de 26 años de edad, de nacionalidad española, y C.M.M, mujer de 26 años, de nacionalidad española.

El bebé E.B. había nacido en perfectas condiciones en el Hospital Virgen de la Concha de Zamora, el pasado día dos de septiembre, siendo inscrito en el Registro Civil de esta ciudad por su madre, si bien posteriormente, también en Zamora, se hace una nueva inscripción registral donde consta como padre del menor el varón detenido en esta actuación, estando todo ello pendiente de las pruebas de ADN, con el fin de poder determinar la verdadera paternidad del menor.

La Policía Nacional continúa las investigaciones para determinar la participación de más personas en estos hechos, no descartándose otras detenciones.

Una vez tramitadas las diligencias han sido remitidas al Juzgado de Instrucción de Guardia de esta ciudad, dándose cuenta igualmente a los Servicios Sociales de la Junta de Castilla y León.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído