Entre los elementos valorados por la ONU cabe señalar la colaboración público-privada y la cooperación interadministrativa en el marco de un objetivo principal que es la mejora de las condiciones de vida de las personas en situación de exclusión social y residencial.

El Programa de Realojo de Familias Gitanas se ha desarrollado a través de 23 convenios en 12 ciudades de Castilla y León entre la Consejería de Fomento y Medio Ambiente y los ayuntamientos de: Ávila, Aranda de Duero, Burgos, Miranda de Ebro, Cacabelos, León, Ponferrada, Palencia, Segovia, Peñafiel, Valladolid y Zamora. Este programa ha facilitado el acceso a la vivienda a casi 400 familias en los últimos años.

La población objetivo del programa son aquellas personas o unidades familiares que por su situación económica no puedan acceder al sistema normalizado de alquiler o adquisición de vivienda; familias que, con viviendas en propiedad, precisen de apoyo económico para mejorar las condiciones de habitabilidad de la vivienda o la adaptación de ésta a sus necesidades, personas que requieran un alojamiento temporal, que, por situaciones de emergencia, precisen de un alojamiento provisional, o residentes en espacios que no puedan ser calificados como viviendas (chabolas, lonas, viviendas derruidas).

El Programa en Segovia ha sido desarrollado por la Fundación Secretariado Gitano con el apoyo y financiación de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente y el Ayuntamiento de Segovia facilitando el acceso a la vivienda y a alojamientos temporales a los colectivos especiales. El acuerdo ha permitido ayudar a las personas a través de alojamientos temporales de familias desfavorecidas en terrenos facilitados por el Ayuntamiento, adquisición y promoción de viviendas, seguimiento y promoción social de las familias realojadas y rehabilitación de viviendas.

Cabe recordar que durante este año el Banco Mundial ha llevado a cabo una recopilación de ?buenas prácticas? en la inclusión social de la población gitana desde una perspectiva integral en varios países europeos. Para ello, ha seleccionado varias prácticas, y en el caso de España ha considerado las experiencias de Navarra, Madrid y Castilla y León por su enfoque integrado que combina inversión en infraestructuras con las políticas sociales, así como el grado de compromiso de las autoridades locales y autonómicas así como su coordinación para lograr la integración social del colectivo. El Banco Mundial tiene como principal objetivo conocer y trasladar este tipo de iniciativas a otros países como ejemplo de buenas prácticas de integración social.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído