Más de diez horas permaneció en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Astorga el presunto asesino de la peregrenina norteamericana Denise Pikka, a los que fue trasladado esta mañana para prestar declaración. Una comparecencia tras la que se dictó prisión provisional, comunicada y sin fianza para el detenido, al que se le imputa un delito de homicidio. Sin embargo, los acontecimientos variaron una vez que Miguel Ángel M.B. decidió solicitar una nueva prestación de testimonio ante la jueza, un hecho que prorrogó su trasladó a prisión.

A pesar de que la decisión judicial se conoció a las dos de la tarde, el detenido no abandonó hasta más de las 22 horas las dependencias, ya que también se le practicaron diversas pruebas que alargaron su estancia en los juzgados. Miguel Ángel M.B. se declaró inocente durante su comparecencia esta mañana ante la jueza después de que el pasado viernes, tras ser detenido en Asturias, reconoció los hechos y tras ser trasladado a Astorga condujo a la Policía hasta el cadáver que ocultaba en una finca de su propiedad, en una zona comprendida entre las localidades de San Martín del Agostedo y Santa Catalina de Somoza.

La juez ha dispuesto que sea trasladado a la Comisaría de Astorga y pase la noche allí a la espera de la realización de nuevas diligencias judiciales.  Miguel Ángel, con antecedentes policiales pero no penales, ha sido imputado por un delito de homicidio. En su declaración por la mañana reconoció saber dónde estaba el cadáver de Denise pero no haberla matado.

Después del informe de imputabilidad realizado por la médico forense y ante la misma, cambió voluntariamente su declaración y reconoció haber acabado con la vida de la peregrina estadounidense. Posteriormente, solicitó prestar una nueva declaración ante la juez en la que reiteró su culpabilidad.

La juez ha justificado la medida de prisión provisional por la necesidad de "asegurar la presencia del imputado en el proceso, al apreciarse racionalmente un riesgo de fuga, atendiendo a la naturaleza de los hechos y la gravedad de la infracción penal que se le imputa y la pena que pudiera corresponderle".

La prisión cumple, según la juez, la finalidad de "evitar que trate de destruir pruebas y que cometa hechos análogos, si se tiene en cuenta que ya había protagonizado presuntos ataques a otras víctimas con anterioridad, aunque sin el fatal desenlace acaecido en el presente".

El asesino confeso fue detenido el sábado en Asturias y posteriormente condujo a la Policía hasta un paraje situado entre las localidades leonesas de Santa Catalina de Somoza y San Martín de Agostedo. Allí, señaló el lugar donde había un cadáver en avanzado estado de descomposición y escondido entre ramas.

El informe de la autopsia llevado a cabo por el Instituto de Medicina Legal ha revelado que el cadáver hallado en esa zona es el de la peregrina estadounidense. No obstante, aún faltan por completarse las pruebas de ADN.

La juez ha destacado el gran trabajo y el esfuerzo realizado durante meses por parte de los funcionarios de la Policía Nacional de Astorga. Además, ha resaltado la profesionalidad y eficacia del Grupo Operativo de Intervenciones Técnicas de la Policía Nacional y de la Unidad Militar de Emergencias.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído