“El presidente ha acertado”, ha afirmado Tomás Blanco, portavoz socialista, quien ha reconocido que “invertir en inmuebles no es tirar el dinero”, pero que no es el momento. “Entiendo la preocupación del presidente, podría ser muy malentendida”, ha añadido.
 
El portavoz de IU, Santiago Jiménez, ha dicho que “habrá que ver primero el cierre del ejercicio económico” de 2013 y “ver las  prioridades”. “Precisamente, estamos hablando de prioridades”, ha añadido cuando, junto al portavoz del PSOE, han presentado una moción que llevarán al pleno del lunes 24 para exigir que no haya recortes en la atención sanitaria en la provincia.
 
Decisión

 

PSOE e IU dicen no haber apoyado la decisión de ampliar las obras del edificio. “Era decisión del presidente, adoptada por decreto”, ha dicho Blanco.
 
Lo cierto es que en la Junta de Gobierno donde se abordó el asunto, a instancias del portavoz socialista, que pidió tratarlo en este órgano en el anterior pleno, el presidente se limitó a dar cuenta de la aprobación del proyecto y del expediente de contratación de las obras, sin que fuera sometido a votación. Tampoco el PSOE ni IU pusieron objeción alguna. El diputado de UPyD no estaba, aunque en el pleno sí había mostrado su rechazo al proyecto.
 
Sanidad

 

Al presentar la moción sobre sanidad, ambos portavoces han lamentado que una institución “saneada” como la Diputación no pueda destinar recursos a este fin. “Dinero hay, pero hay unas leyes que no permiten a cada institución hacer lo que quiere, cortan en que poder invertir”, ha dicho el portavoz de IU.
 
En ese sentido ha insistido Blanco y ha propuesto que la Diputación firme un convenio de colaboración con la Junta: “para cosas más extrañas hemos firmado convenio”, como para estudiar “las arañas de La Moraña”.
 
“Los ciudadanos nos exigen dar la vuelta a la situación”, porque “no entenderían reducir las prestaciones sanitarias cuando hay gente en paro y dedicar dinero a las obras en la Diputación”.
 
UPyD se descuelga

 

PSOE e IU explicaron el viernes en rueda de prensa la moción sobre sanidad, en un convocatoria efectuada por los tres partidos de la oposición, si bien UPyD decidió a última no sumarse a la iniciativa.
 
La moción quiere instar a la Junta que garantice la asistencia sanitaria en el medio rural y reponer las plazas suprimidas, a la vez que pedir una reunión con el consejero de Sanidad para alcanzar un acuerdo sobre el mapa sanitario de la provincia, de la misma forma que se ha conseguido en Valladolid, que es la provincia menos afectada por el Plan de Ordenación Sanitaria.
 
Para Blanco, la asistencia médica “es lo básico” en la provincia y es “inadmisible” un argumento como el utilizado por el consejero de retirar médicos del medio rural para llevarlos a las capitales.
 
Ha pedido al presidente de la Diputación que ejerza como tal y no como miembro del PP, y que defienda los intereses de los ciudadanos de la provincia.
 
Legítima defensa

 

Jiménez ha dicho que la Diputación debe actuar en “legítima defensa” de los derechos fundamentales, de modo que el argumento de las ratios que están empleando, cuando se habla de necesidades fundamentales, no sirven.
 
“Tienen que entender que no estamos contra nadie, sino por el bien de los municipios” y para ir contra la despoblación, porque “detrás de esto está la muerte anunciada de los municipios”.
 
Según el portavoz socialista, la Junta utiliza el argumento de Castilla y León es la región más grande y más despoblada cuando habla de la financiación autonómica, aunque, “paradójicamente, ahora es el criterio que está empleando para quitar médicos”.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído