Las raíces zamoranas de la primera medalla de España en los Juegos Olímpicos de Tokyo

La madre de Adriana Cerezo es de Fuentespreadas, municipio pegado a la provincia de Salamanca

RUBÉN BARTOLOMÉ | ZAMORA24HORAS

1 Comentarios

Adriana Cerezo | Foto: COE
Adriana Cerezo | Foto: COE

Ha sido, hasta el momento, la sensación de los Juegos Olímpicos. Por tener únicamente 17 años, por haber vencido a la máxima favorita y porque es la primera medalla olímpica de la expedición española. Pero además, en un pueblo zamorano han vibrado con los combates de Adriana Cerezo Iglesias y es que, por la parte de Iglesias, su madre, le viene la sangre zamorana a la taekwondista.

El camino a la medalla, que se dirimirá a las 14:30 horas si es de oro o de plata, no ha sido fácil ya que la madrileña con raíces en Fuentespreadas, municipio zamorano a poco más de 20 kilómetros de la provincia de Salamanca ha tenido que eleiminar por el camino a la máxima favorita y doble medallista olímpica. En su primer combate tenía un hueso duro de roer, la serbia Tijana Bogdanovic, número 2 del mundo en -49 kg y subcampeona olímpica en Río 2016, única rival de las que podían enfrentarse a la Campeona de Europa a la que ya había vencido. Ya sabía lo que es ganarla, puesto que lo había hecho en el Europeo. Adriana Cerezo ganó por 12-4.

En cuartos la esperaba toda una leyenda de taekwondo, la china Jingyu Wu, bicampeona olímpica en Pekín 2008 y Londres 2012 y tricampeona mundial. La descendiente de Fuentespreadas fue un auténtico terremoto y se puso muy pronto 25-0 ante una rival que le dobla la edad. No llegó el combate al tecer asalto al acabarse 33-2 por la diferencia de puntos.

En las semifinales, se impuso a la turca Rukiye Yildirm por 39-19 rompiendo en el segundo asalto el combate.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído