Agentes de la Policía Nacional han detenido esta mañana en torno a las 11:25 a un hombre, cuyos datos de filiación no han trascendido, después de que se diera a la fuga tras cometer un robo en la perfumería Arenal ubicada en la céntrica calle de Ordoño II.

Tres empleadas del establecimiento salieron corriendo tras el presunto ladrón mientras pedían ayuda a los viandantes para avisar a la Policía. Tras una breve persecución, las empleadas descubrieron que el hombre se había refugiado en el servicio de un bar de la calle Capitán Cortés, a escasos 200 metros de la perfumería.

Acorralado por las dependientas y por numerosas personas que se agolparon en la puerta del bar, el hombre no tuvo opción a continuar con su huída y fue finalmente detenido por la agentes de la Policía Nacional que no tardaron en llegar hasta el lugar.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído