Una especie de canal de riego de casi un kilómetro por el que circularán las vías. La vieja estación de Renfe como parada de unos convoyes de trenes que los pasajeros habrán de coger en unos andenes subterráneos, a unos 3-4 metros bajo el nivel actual de la calle. Y dos pronunciadas elevaciones de dos viales principales de la ciudad, como son la prolongación de Ordoño II y el cruce con la Avenida Doctor Fléming (es decir, en el antiguo paso a nivel del Crucero). Y esto, dejando al margen el municipio de San Andrés del Rabanedo.

Estos son los hitos principales de la 'solución pasante', que no soterrada, que anunciará el Ministerio de Fomento para la integración ferroviaria en León capital cuando se produzca la esperada visita a la capital leonesa de la ministra, Ana Pastor, prevista para el mes de marzo. Hitos que por primera vez desvela en exclusiva iLeon.com y que forman parte de un proyecto a muchos años vista para poner fin al criticado 'fondo de saco' que supone ahora la estación provisional de ferrocarril en la ciudad.

En esencia, la 'solución pasante' recupera muchos de los detalles del planteamiento originario que se barajó en su día para la primigenia llegada de la Alta Velocidad, cuando en el Ayuntamiento gobernaba Mario Amilivia y el ministro era Álvarez Cascos, que sumaba 450 metros. Y queda muy lejos del ambicioso plan aprobado por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, cuyo coste de 350 millones de euros para 'enterrar' totalmente el AVE a su paso por León y San Andrés es considerado hoy económicamente inviable.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído