Justo cuando se cumple una semana exacta del inicio del conflicto laboral, los trabajadores del centro de tratamiento de residuos (CTR) y de todo el sistema provincial de basuras han acordado esta mañana poner fin a la huelga indefinida que mantenían desde el pasado lunes, y que paulatinamente ha ido llenando de toneladas de basura los contenedores de todos los ayuntamientos de la provincia leonesa.

Tras un intenso fin de semana de negociaciones, que el sábado estuvieron a punto de dar sus frutos con un acuerdo que se rompió antes de materializarse, por fin se ha formalizado el acuerdo. Un acuerdo negociado intensamente este domingo con la mediación del Delegado del Gobierno en Castilla y León, Juan Carlos Suárez Quiñones, ante la incapacidad de Gersul y la Diputación de ejercerla. La presión de los alcaldes, temerosos de que la huelga que ya empezaba a acumular basura en las calles afectase a sus expectativas, ha sido decisiva en la negociación de este domingo, que acabó con un acuerdo pasada la medianoche.

El acuerdo consiste en que la empresa retira los expedientes de recortes laborales y se abre un período de dos meses para negociar un nuevo convenio colectivo. Esa propuesta ha sido valorada y votada favorablmente por los trabajadores en asamblea desde primera hora de la mañana de hoy. El origden del conflico estaba en la propuesta de la UTE Legio VII (50% de FCC y 50% de Urbaser-ACS) de cierre de las áreas de envases de las plantas de transferencia de León y Ponferrada, así como la modificación sustancial de las actuales condiciones de trabajo, como el incremento de la jornada laboral y la reducción de salarios de en torno a un 6%, entre otras.

La claúsula del convenio colectivo que garantiza el empleo y la estabilidad laboral en el Centro de Tratamiento de Residuos (CTR), será abordada en la negociación de dos meses que se abre ahora para acordar un nuevo convenio colectivo.

En el fondo de esta huelga está la millonaria deuda que la UTE Legio VII sostiene le debe el ente gestor de las basuras, Gersul, una deuda que cifran en más de 40 millones de euros y que parcialmente está judicializada. Además, las tasas que paga Gersul a Legio VII están sin actualizar desde el año 2007, cuando se preveía en el contrato una actualización anual de las mismas.

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído