www.leondirecto.com

La concejal de Urbanismo y Medio Ambiente, Belén Martín-Granizo, anunció hoy que el Ayuntamiento de León ha realizado hasta la finalización del mes de agosto 481 Inspecciones Técnicas de Construcciones (ITC) de inmuebles, de las cuales 141 han sido desfavorables debido a que los edificios presentaban algún tipo de problema en su estructura o en los elementos constructivos, que pueden representar riesgos de diversa índole.

Las principales deficiencias detectadas en los edificios que no han superado la revisión de la ITC tienen que ver con desprendimientos de revestimientos, problemas en bajantes y canalones, deficiencias de salubridad y de ornato.

Belén Martín-Granizo recordó que el pasado año se gestionaron 658 expedientes, de los que 188 resultaron desfavorables, frente a los 688 de 2011, cuando 207 resultaron desfavorables, lo que supone unas cifras bastante similares, ya que cada año y por ley los edificios de la ciudad deben pasar por esta revisión. Además, señaló que el objetivo de la ITC es que los edificios cumplan con la normativa legal y que presente las mejores condiciones de habitabilidad, prevenir los daños materiales y riesgos físicos para las personas y garantizar su salubridad.

La edil de Urbanismo indicó que la ITC la realizan los propietarios de edificios en los que anteriormente su inmueble ha aparecido en un padrón anual con la obligación de realizar la inspección; a continuación tienen que contratar a un técnico acreditado por un colegio profesional, que debe emitir un informe oficial, indicando el estado del edificio y en su caso las reparaciones a efectuar, que debe presentar obligatoriamente en el Ayuntamiento. Si el informe es favorable, se da por concluido el expediente y se señala fecha para la siguiente inspección, que será en los próximos diez años. En el caso de que fuera desfavorable, el propietario dispone de tres meses para solicitar licencia de obras. Si las obras se ejecutan de forma correcta, el expediente se cerraría y si no se realizarán estas intervenciones, al propietario se le impondría una sanción, o la ejecución de oficio de las obras. La ordenanza reguladora de la ITC contempla multas entre 600 y 3.000 euros a los propietarios que no realicen la ITC correspondiente.

La concejal, anima a los leoneses a realizar actuaciones preventivas para mejorar las condiciones de sus inmuebles y evitar deterioros que requieran de mayores inversiones. Las actuaciones de conservación revalorizan los edificios, aumentando su valor en venta o en alquiler, y contribuyen a mejorar las condiciones de salubridad, higiene y estética de los barrios, además de la seguridad de las personas.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído