La Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) aprobó declarar 2015 como Año Internacional de los Suelos. La Organización de la Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) ha sido la encargada de implementar la conmemoración en el marco de la Alianza Mundial por el Suelo, en colaboración con los gobiernos y la secretaría de la Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación (CNULD).

La Sociedad Española de la Ciencia del Suelo (SECS) se ha querido sumar con el Proyecto SECS 2015 a esta iniciativa y aprovechar tal circunstancia para fomentar la concienciación y la comprensión de la importancia del suelo para la seguridad alimentaria y las funciones ecosistémicas esenciales. La exposición itinerante 'Los suelos y la biodiversidad forestal' pretende, a través de doce paneles (doce meses del año) mostrar en la Casa de las Conchas hasta el 27 de marzo ejemplos de nuestra riqueza edafológica forestal a lo largo de todo este Año Internacional de los suelos.

El suelo es un recurso natural no renovable a escala humana, un recurso imprescindible para la vida en el planeta y la sostenibilidad de los ecosistemas por las funciones y servicios que el suelo desempeña, tanto en agricultura como en medio ambiente: suministro de nutrientes para la producción de alimentos, forrajes y fibras; captación, almacenamiento y mejora de la calidad de las aguas que recibe y el abastecimiento de agua limpia; secuestro y reserva de carbono orgánico; hábitat de microorganismos que intervienen en los ciclos biogeoquímicos; reserva de biodiversidad; soporte de actividades humanas; suministro de materias primas; conservación de la herencia de actividades humanas del pasado; entre otros.

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído