La Feria del Libro Antiguo y de Ocasión llega a su fin en su edición de 2015. Dos semanas en las que una veintena de librerías han mostrado sus joyas de otro tiempo al público salmantino y visitante que ha poblado la Plaza Mayor. Distintos actos relacionados y la exposición del cómic han acompañado a una feria que ya tiene solera en la Ciudad de la Cultura y que es un referente en el circuito nacional de ferias del sector.

Durante el presente fin de semana, la meteorología ha dado una tregua a paseantes y turistas para despedir a los libreros con la Plaza Mayor más concurrida que en días previos. El tiempo ha sido un hándicap para el movimiento de la feria en las jornadas lluviosas acontecidas al principio de semana y los comerciantes de libro antiguo lo han padecido. ?Bajó la temperatura, ha habido agua y eso siempre retrae más al público?.

Una de las novedades que ha ofrecido la presente feria ha sido la instalación de los stands con un paso para que los clientes pudieran entrar a ver los libros situados en las estanterías del fondo. Sin embargo, los asistentes han sido reticentes a llegar hasta ellas y lo que más se ha vendido han sido los ejemplares de tablero, aquellos situados en la parte frontal de los stands y que proporcionaban un mejor acceso y visibilidad a los clientes.

A pesar de la opinión de algunas voces que se muestran contrarias a su emplazamiento en la Plaza Mayor durante tanto tiempo, la Feria del Libro Antiguo y de Ocasión ha vuelto a funcionar con una afluencia parecida a la de pasadas ediciones. Los libreros se muestran encantados de ocupar semejante emplazamiento y prometen volver con más cultura el próximo año. ?El lugar es absolutamente excepcional. La Plaza Mayor nos da un realce y una proyección que en otro espacio no tendríamos. Nosotros intentamos aportar lo que podemos con nuestros libros?.

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído