​“Me gustaría seguir creciendo y poder traer a Rosalía”

Este miércoles se ha presentado la séptima edición del Tres Acordes Fest. Una rueda de prensa donde también hubo tiempo para la polémica y el debate entre Javi Dose (Los Chicos de la Lluvia) y el nuevo presidente de la Asociación de Empresarios de Hostelería

 tres acordes presentación
tres acordes presentación

Este miércoles, 19 de junio, se ha presentado en la Sala de la Palabra del Teatro Liceo la séptima edición del Tres Acordes Fest, que se celebra este sábado en el Patio del DA2 a partir de las 19 horas y que contará con una amplia representación de la escena musical salmantina así como dos grupos nacionales invitados de la talla de Foyone y The Zombie Kids.

Así lo ha manifestado el concejal de Cultura, Julio López, quien también ha reseñado que el Tres Acordes es “la cita musical más esperada para saber qué se está haciendo en la música salmantina”. Una música que a lo largo del año se puede disfrutar en la Sala B del CAEM gracias a la “buena salud” de la que goza y que en este festival alcanza su “punto álgido”.

Tras él, tomo la palabra el creador del Tres Acordes, Paco Jiménez, quien se encargó de agradecer a la Fundación Salamanca Ciudad de Cultura y Saberes el apoyo que siempre les muestran y añadió que el evento “ya es una marca de garantía de lo que es o puede llegar a ser un festival”.

El Tres Acordes repetirá el modelo del año pasado, tal y como confirmó Paco Jiménez, en el que bandas del panorama nacional acudieron como invitadas “y no como cabezas de cartel”, lo que permite que cada vez estén más cerca de ser “uno de los grandes festivales de Salamanca”.

Igualmente se mantendrán los dos escenarios paralelos que permitirán disfrutar de música ininterrumpida durante todo el festival, puesto que “cuando acaba un concierto se comienza en el otro escenario mientras el primero se va montando para el siguiente grupo”. Y, al estar paralelos, novedad estrenada el año pasado, la gente no tendrá la necesidad de moverse del sitio.

Pero, como en todo festival que sigue creciendo, el Tres Acordes sí contará con alguna variación respecto a la pasada edición. Para empezar, los vasos que se utilizarán estarán decorados con motivos del festival y serán reutilizables. “La gente lo podrá comprar por muy poco dinero y luego recargarlo para así evitar que el plástico sea un problema”, detalló Paco Jiménez, quien busca que el evento sea “lo más sostenible posible”.

La otra, y tal y como confesó el creador, es lo que han denominado el ‘Tres Acordes Kids’ y que consiste en poner una pulsera a los niños que acudan “siempre con consentimiento” porque “este es un festival muy familiar al que acuden muchos padres con sus hijos”, donde vendrá escrito un número de teléfono por si el pequeño se pierde o se separa de su familia.

Crecer sin límites pero sin perder la seña de identidad, objetivo principal del Tres Acordes

Todas estas novedades se unen a otra, y es el traer por primera vez a dos grupos de fuera de Salamanca, algo que han decidido realizar para “hacer el festival lo más grande posible”. Y es que, como aseguró Paco Jiménez, un gran equipo está dando muchas vueltas para que el Tres Acordes sea cada vez mayor, puesto que su ambición es “convertirnos en uno de los grandes festivales de la ciudad pero siempre conservando el espíritu de la escena local”.

Eso sí, dando entrada a otras cosas, como en esta ocasión será el MC malagueño Foyone o el colectivo de electrónica The Zombie Kids. Una electrónica que además debuta en esta edición, lo que demuestra que el Tres Acordes sigue abriendo sus miras, tal y como destacó su creador.

Pero los sueños de Paco Jiménez no terminan ahí, tal y como confesó, puesto que reiteró que le gustaría que en el futuro el Tres Acordes “fuera de dos o tres días o venir al centro (de la ciudad)”, algo que sólo podrán lograr con el apoyo de las instituciones y de la hostelería.

El creador y diseñador del programa del Tres Acordes insistió que su último fin es “perder la seña de identidad”, que es un claro protagonismo de la escena musical salmantina. “Yo me muevo por la escena local, yo formo parte de la escena y me siento a gusto”, continuó, si bien recalcó que “a lo mejor podemos traer a Rosalía o a quien sea si tenemos mucho dinero, pero de momento me conformo con que Javi Dose venga con su grupo (Los Chicos de la Lluvia). Aunque a medida que vaya creciendo, eso puede repercutir”.

Precisamente, y para continuar con ese crecimiento, este año el festival se ha organizado a través de la organización sin ánimo de lucro ‘Tres Acordes’, que se ha constituido para gestionar todo en torno al evento y facilitar la colaboración de las instituciones y particulares, según explicó Julio López.

De hecho, el concejal de Cultura cifró la ayuda del Ayuntamiento en 12.000 euros para esta edición, si bien afirmó que su voluntad es ampliarla de cara al año que viene, ya que “para que haya oferta cultural tiene que haber agentes culturales” y el Tres Acordes es uno de los más importantes a nivel local. Por ello, cree que la asociación facilitará la estabilidad e impedirá “que una excusa administrativa sirva como freno”.

Apertura de puertas desde de las 18:30 horas y música hasta casi las 2 horas de la madrugada

Javi Domínguez, del grupo Kritter y “director de facto del Tres Acordes”, como lo definió Paco Jiménez, detalló que las puertas del Patio del DA2 se abrirán a las 18.30 horas y los primeros en actuar serán los salmantinos Diamante Negro.

El orden y los horarios serán Diamante Negro (19 horas), Gautxori (19:35), La Otra Orilla (20:10), Arpajoe (20:45), Metal Blues Band (21:20), Los Chicos de la Lluvia (21:55), Rockin Hellfire (22:30), Foyone (23:05), The Roots of Tanuki (00:10) y The Zombie Kids (00:45), que serán los encargados de cerrar el festival.

Pero Javi Domínguez recordó que el Tres Acordes “no es sólo música”, que si bien es la base y sirve para unir a toda la gente que allí acude, desde el festival lo conciben más como “una tarde de experiencia, de compartir con la gente y los amigos, un día distinto”. Por ello habrá bebida y comida a “precios populares” y así todos los que vayan puedan pasar el máximo de tiempo posible.

Además, habrá un servicio de limpieza que estará “todo el rato limpiando”, algo que no ocurre en el resto de festivales de España por lo que el director catalogó con humor al Tres Acordes como “los más limpios de España”. Igualmente, estará el servicio de seguridad “para que no ocurra nada como nunca ha pasado”.

Polémica en la presentación: “Esta ciudad es culturalmente mediocre”

En la presentación también hubo tiempo para la polémica. Uno de los artistas presentes, Javi Dose (de Los Chicos de la Lluvia), institución de la música charra y conocido a nivel nacional, explicó lo que para su grupo suponía el Tres Acordes: “Nosotros estamos girando por toda España y no queremos ni actuar en Salamanca, pero hemos accedido por este festival”.

Esa voluntad de no cantar en Salamanca viene dada porque, como explicó, porque “decimos que esta es una ciudad cultural pero sólo hay una sala que funciona a medias y hosteleros a los que no le interesan los grupos locales. Y los que hay, son pocos y que ponen pocas facilidades”.

Por ello, continuó valorando que “esta es una ciudad culturalmente mediocre, y doy gracias a gente como Paco porque esto funcione”. Así, pidió que “la gente se interese más, que vaya a los conciertos y que sepan qué he ha hecho, que sepan los nombres y luego los proyecten en festivales interesantes y no en la cotidianeidad que vendemos los fines de semana”.

No fue el único que criticó lo que ocurre en Salamanca, ya que el manager de la productora musical salmantina Centauri lamentó que “la cultura salmantina no saldrá adelante si cerramos salas”, y recordó que hay que dar facilidades a aquellos que las llenan, como Javi Dose “que no puede ser más nacional”.

Por ello, preguntó a Julio López que por qué se siguen dando espacios tan pequeños a bandas, grupos y gente de Salamanca “mientras que a la gente pequeña le damos espacios grandes”, insistiendo en que pueden estar al mismo nivel. Y, por lo mismo, le cuestionó que por qué no se llevaba el Tres Acordes al centro de la ciudad.

Esto fue contestado por el concejal de Cultura, aclarando que ellos no cierran salas y que, aunque la Sala B es el espacio más demandado por los grupos locales, siempre tienen a disposición otros lugares como el Teatro Liceo.


Sobre el Tres Acordes, Julio López dijo que él no será quien impida que se traslade al centro porque “el festival será lo que vosotros queráis que sea”, pero explicó que algunas de las cosas que actualmente se hacen en el Patio del DA2, como vender comida y bebida, no se podría hacer en el centro por las ordenanzas municipales. “Por no hablar de los ruidos y de los vecinos”, finalizó, afirmando que al FÀCYL también se le niegan muchas cosas.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído