La juventud se abre paso en el Festival de Jazz bajo la batuta de Danny Grisset

El pianista estadounidense colaborará con tres formaciones españolas pujantes en el género

Danny Grisset y Fernando Viñals. Foto: SALAMANCA24HORAS
Danny Grisset y Fernando Viñals. Foto: SALAMANCA24HORAS

El IV Festival de Jazz Internacional de Salamanca continúa su programa tras una noche del jueves en la que la magia de Scott Hamilton, uno de los grandes del género durante las últimas décadas, inundó el Patio Chico. Esta noche, a partir de las 22:30 horas, la organización cambia de tercio y pasa de la veteranía a la juventud: Danny Grisset, pianista estadounidense y un habitual de la escena jazzística, colaborará con tres formaciones jóvenes de España que pelean para abrirse camino en el género.

Grisset explicó en rueda de prensa que su actitud para con el concierto de esta noche será “abierta en todo momento”, con el objetivo de “compartir la música con los más jóvenes” y aportar su granito de arena “en este lenguaje universal que es el jazz”.

Fernando Viñals, pianista español y organizador del festival, explicó que para esta jornada se ha apostado por “traer músicos españoles jóvenes, los mejores de su generación, para realizar un concierto conjunto que tenga como figura central a Danny Grisset”.

Jordi Suñol, productor y organizador del festival, detalló que cada uno de los tres grupos participará “unos 20-25 minutos”. Las formaciones españolas presentarán sus discos y el pianista estadounidense los acompañará.

En una época en la que el jazz no es ni mucho menos el género pujante entre las nuevas generaciones, el Festival Internacional de Salamanca pretende con esta apuesta dar a conocer a los músicos jóvenes de la tierra que están haciendo cosas interesantes en el género. Danny Grisset detalló que la falta de interés del público más joven ante este tipo de música tiene su gran explicación en el sistema educativo: “Hace unos 30 años todas las escuelas en Estados Unidos tenían programas de música que se equiparaban a cualquier otra asignatura, ahora hemos perdido eso”.

Grisset, con una carrera muy extensa a sus espaldas pese a tener solo 46 años de edad, ha sido durante mucho tiempo el miembros más joven de los conjunto de jazz en los que ha tocado, ahora quiere devolver toda esa experiencia a los nuevos sonidos que surgen dentro de este poliédrico género musical.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído