Hoy era el día grande y esperado para todos los hermanos y devotos de la Virgen del Rosario en Salamanca. Este sábado, la reorganizada Archicofradía cumplía su quinta procesión en su historia desde la Iglesia de San Esteban. Minutos antes del inicio de la misma, a las 18:00 horas, los rezos se sucedían por parte de acompañantes, damas ataviadas con peineta o por los hermanos costaleros.
 
En el pensamiento de cada uno, además, la climatología. La lluvia amenazaba con empañar una tarde que se suponía debía ser de Gloria y así ha sido. A pesar de que la Archicofradía del Rosario ha salido puntual del templo, haciendo la parada de rigor ante las Madres Dominicas, las primeras gotas han pillado a la comitiva subiendo Tostado. Ya en la calle Silencio la lluvia arreciaba y se hizo necesario cubrir a la Sagrada Imagen con plásticos. Paso mudá para la procesión que emprendía el camino rápido para resguardarse en la Catedral. Finalmente, la procesión quedó suspendida y este domingo, a las 17:00 horas, será el traslado de nuevo a la Iglesia de San Esteban

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído