Último espectáculo de la joven compañía salmantina, proyecto muy especial, financiado gracias al crowdfonding y coproducido por La Nómada y la Asociación de Nómadas y artistas. Tres saltimbanquis deambulan por un contexto deliberadamente incierto, cuando la muerte de su matriarca se hace inminente, todos se ven obligados a replantearse una vida que ha olvidado el deseo,  dedicada en exclusiva a las obligaciones. Volviendo sobre sus pasos bufonescos la compañía cambia de registro y nos presenta una propuesta llena de capas, una tragedia improvisada que resulta en una divertida farsa. 

Con este trabajo Lombó habla de nuestra crisis, del sin sentido del éxito material y sobretodo de las alternativas que surgen gracias a la solidaridad y al apoyo mutuo. La muerte de Jaramilla usa el arte para poner en el horizonte de nuestras posibilidades la idea de revolución, pues ante el final inminente Jaramilla intentará que sus compañeros vivan la vida como una fiesta cautivante, que comprendan que existir es más que un eterno tributo a los altares y que a pesar de todo se puede ser seductoramente felices. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído