El alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, ha presentado en el Ayuntamiento el nuevo libro de Luciano González Egido sobre Salamanca, titulado 'Las ramas del árbol'. Una obra que ha sido editada por el sello editorial de la Fundación Salamanca Ciudad de Cultura y Saberes, Edifsa, y que estará disponible a partir de mañana en las librerías por un precio de 12 euros.

En su intervención, Mañueco ha destacado que es una loa permanente de los temas que dan sentido a Salamanca. Es una obra que “una página tras otra ratifica la pasión del autor por Salamanca”. Ha mostrado su orgullo, como alcalde de la ciudad, que la puesta de largo del último libro de González Egido se celebre en el Ayuntamiento. Y que sea la editorial de la Fundación Salamanca Ciudad de Cultura y Saberes la que impulsa el conocimiento y la difusión de otra obra necesaria de Egido tras publicar en 2005 'La Plaza de Oro'.

'Las ramas del árbol' está compuesta por cincuenta y siete entradas sobre temas salmantinos, desde el paisaje a la historia, desde su mitología literaria a sus anécdotas políticas, desde su monumentalidad egregia a sus personajes más significativos. No hay ningún hilo conductor, salvo la ciudad de Salamanca y su provincia y el orden alfabético de los títulos de los ensayos. Son impresiones, ideas, estudios, recuerdos, homenajes y hasta material estadístico y apuntes bibliográficos. Tal como lo explica el propio autor “es un heterogéneo conjunto de perspectivas confluyentes, abiertas hacia el conocimiento de la realidad salmantina vivida, recordada, codificada, recreada y exaltada”.

Se trata de una obra inédita hasta cierto punto, ya que es su primera Cronología histórica sobre la ciudad, que abarca la totalidad de la vida de Salamanca, desde los tiempos prehistóricos a las protestas del 15 M, con datos, nombres, hechos y efemérides. Más de cuarenta páginas de noticias relacionadas con la ciudad. También hay en el libro comentarios literarios, estrictamente subjetivos, que conforman una especie de Guía sentimental de la singularidad salmantina.

Toda la obra obedece a una voluntad exclusivamente literaria, sin transgredir los límites de la verdad histórica, hasta donde es posible, en materia tan susceptible de interpretaciones personales. “No es historiografía, ni filología, ni erudición especializada de ciencia de la literatura. Son 360 páginas de creación literaria, en honor de Salamanca. Lo que aporta son adjetivos, evocaciones, recreaciones casi ficcionales, salidas de la imaginación, pero apoyadas en la concreta realidad. Su finalidad esencial no es científica, sino literaria. Como un valor añadido a la ciudad, una ayuda para la mirada, un refuerzo para la admiración y el homenaje, una disculpa para el gozo, una luz para el encanto” dice González Egido. 

Luciano González Egido

Luciano González Egido nació en 1928 en Salamanca, en cuya Universidad se doctoró, en 1957, con una tesis sobre Baltasar Gracián. Profesor, columnista y crítico de cine, después de publicar dos libros sobre Unamuno, “Salamanca, la gran metáfora de Unamuno”, editado por la Universidad, y “Agonizar en Salamanca”, publicado por Tusquets Editores, a los sesenta y cinco años, inició su dedicación a la literatura con la novela “El cuarzo rojo de Salamanca”, que le valió el Premio “Miguel Delibes”, 1993. 

Su segunda novela, “El corazón inmóvil”, obtuvo en 1995 el Premio Nacional de la Crítica. En 1996 publicó “La fatiga del sol” y en 1999, “El amor, la inocencia y otros excesos”. En el 2003, le otorgaron el Premio de la Crítica del Instituto de la Lengua de Castilla y León, por su quinta novela, “La piel del tiempo” y, con este motivo el Instituto publicó una Antología de sus textos (artículos, críticas de cine, ensayos, novelas y narraciones cortas), con el título de “Un escritor plural”. Al año siguiente, le fue concedido el Premio de las Letras de Castilla y León, por toda su obra narrativa. 

En el 2009 fue galardonado con el Premio Villalar, de novela histórica, de las Cortes de Castilla y León, por su obra “Los túneles del paraíso”. En 2010, publicó “Las raíces del árbol”, ensayos sobre temas salmantinos y el Ayuntamiento le concedió la Medalla de oro de la ciudad.  Otros libros suyos sobre Salamanca son “La Cueva de Salamanca”, 1994, “Cuentos del lejano oeste”, 2003, y “El segundo corazón”, 2007, texto sobre una simbiosis entre la memoria del autor y la de Salamanca. En 2004 publicó una colección de narraciones cortas, con el título de “25 historias de amor”. En 1997, la Junta de Castilla y León le encargó una biografía de Unamuno.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído