Las obras de Casto Prieto, Polo Benito, Rufino Blanco o Unamuno, de dominio público desde este 1 de enero

Tras cumplirse ocho décadas de su fallecimiento. Otros nombres de peso como el del padre Poveda, Juan de la Cierva, Ramón del Valle Inclán, Blas Infante, Pedro Muñoz Seca, Federico García Lorca o José Calvo Sotelo se unen a la lista este primer día de 2017

 Las obras de Casto Prieto, Polo Benito, Rufino Blanco o Unamuno, de dominio público desde este 1 de enero
Las obras de Casto Prieto, Polo Benito, Rufino Blanco o Unamuno, de dominio público desde este 1 de enero

Una vez cumplido el preceptivo requisito legal –que se hayan cumplido 80 años desde su fallecimiento- numerosos autores de relevancia se unen este 1 de enero de 2017 a la extensa lista de pensadores y literatos cuyas obras se encuentra en la Biblioteca Nacional de España y están en dominio público, por lo que pueden ser editadas, reproducidas o difundidas públicamente.

Al iniciarse este 2017 son varios los nombres relacionados con Salamanca cuyos derechos de explotación expiran al cumplirse el plazo legal de ocho décadas (y que empieza a contar el primer días del año siguiente al de su fallecimiento). Fueron muchos los autores de interés que dejaron de existir en 1936.

Llama la atención entre ellos el que fuera alcalde de Salamanca, Casto Prieto Carrasco, asesinado en 1936 y que dejó para la historia el texto titulado “Dos estudios sobre la enseñanza de la medicina en la Universidad de Salamanca”.

De igual modo, la obra del salmantino José Polo Benito, que llegó a ser deán de la Catedral de Toledo, cumple en este 2017 el plazo para poder ser reproducida en su totalidad. Fue, sin duda, uno de los hombres más prolijos de su época con un total de 18 publicaciones que desde hoy ya pueden ver la luz públicamente en su totalidad.

Otro nombre de enorme ligazón charra es el de Miguel de Unamuno. El que fuera rector de la Universidad de Salamanca y concejal del Ayuntamiento charro falleció el último día de 1936 por lo que su rica y conocida obra pierde ya el derecho de explotación para convertirse en patrimonio de todos los españoles sin distinción.

El listado incluye, además, a Rufino Blanco, cuya obra también pasa hoy a ser de dominio público, al igual que la del sacerdote Pedro Poveda, fundador de la Institución Teresiana y fusilado 10 días después del inicio de la Guerra Civil. Una productora mirobrigense produjo la película que lleva su nombre y en la que se narra su historia como sacerdote de Cristo.

Una vez integrados en el catálogo del dominio público, la Biblioteca Nacional ofrecerá periódicamente semblanzas de estos autores “no necesariamente de actualidad o de primera fila, con enlaces al catálogo y a otros sitios de internet, con el objetivo de darlos a conocer y de recuperar su obra para los ciudadanos”. 

Junto a estos autores, otros grandes nombres de las ciencias, la política y las letras españolas entregan su obra este 1 de enero de 2017 al pueblo español. Es el caso de Juan de la Cierva, Ramón del Valle Inclán, Blas Infante, Pedro Muñoz Seca, Federico García Lorca o José Calvo Sotelo, el hombre cuyo asesinato no solo desencadenó la contienda civil española sino que terminó marcando el destino de quienes hoy adquieren junto a él esta nueva categoría.

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído