La periodista Nieves Herrero ha presentado este miércoles en Salamanca su última novela, titulada 'Lo que esconden sus ojos', en el Teatro Liceo. Nieves Herrero es natural de Madrid. Periodista por la Universidad Complutense, abogada por la Universidad Europea y máster en Criminología por la Universidad Camilo José Cela, lleva treinta años ejerciendo su profesión en prensa, radio y televisión compaginándola con su vocación docente en la universidad ―Villanueva, Europea y Rey Juan Carlos. 

En prensa comenzó con Figueroa, Miguel Ángel Gozalo y José Luis Cebrián Bonet en distintas publicaciones y en la agencia Europa Press. De la mano de Santiago Vázquez, Tico Medina, Pepe Cavero y Manolo Martín Ferrand dio sus primeros pasos en el mundo de la radio, donde hoy colabora en el informativo 24 horas y en No es un día cualquiera, con Pepa Fernández, en Radio Nacional de España. Y con Jesús Hermida entró en el mundo de la televisión en el año 1985. Dirigió y presentó: De tú a tú y Cita con la vida en Antena 3; Hoy es posible en Televisión Española: Hoy por ti en la tarde de Telemadrid; Un día con… en diferentes televisiones autonómicas y, actualmente, Las tardes en 13 TV. 

En el mundo digital colabora con La voz libre y participa en el proyecto de Madrid Digital Multimedia junto a Constantino Mediavilla. Son conocidas sus entrevistas en Semana y El Mundo (en la sección «A solas con…» del Magazine, ha entrevistado a más de cien personajes). Ha recibido numerosos galardones, entre los destacan el Premio Ondas, el Micrófono de Oro, el Antena de Plata de la Federación de Periodistas de España, tres premios TP, tres Antenas de Oro, y cuatro Micrófonos APEI. Ha escrito las novelas Esa luna rota (2002), Todo fue nada (2005) y Corazón indio (2010) y el ensayo Leonor. Ha nacido una reina (2006) junto a la historiadora Almudena de Arteaga. Lo que escondían sus ojos es su primera novela histórica.

 
Sinopsis de la novela

Una noche otoñal de 1940, la alta sociedad se divierte en una brillante fiesta en el hotel Ritz de Madrid. Hace más de un año que ha terminado la guerra y aristócratas y nuevos jerarcas del régimen ansían distraerse y lucir sus mejores galas, ajenos a las penurias del resto de los españoles. Una mujer destaca por encima de todas: alta, rubia y con un vestido de su modisto y amigo Balenciaga, su belleza no tiene rival; es Sonsoles de Icaza, esposa del marqués de Llanzol. De pronto, su mirada se cruza con la del hombre del momento: el flamante nuevo ministro de Asuntos Exteriores, Ramón Serrano Súñer. Ambos destacan como faros entre la multitud que les rodea y su irresistible atracción será, desde ese momento, inevitable. 

En un país devastado y en un ambiente de falsa neutralidad, con la Segunda Guerra Mundial como telón de fondo, y los nazis y aliados buscando el apoyo de España y del todopoderoso 'cuñadísimo' de Franco, la marquesa y Serrano Súñer vivieron una pasión clandestina. Un amor prohibido que dio su fruto con el nacimiento de una niña: Carmen Díez de Rivera, figura de enorme trascendencia treinta años después durante la Transición. Aunque su padre nunca la reconoció legalmente, el escándalo fue tal que le apartó del gobierno para siempre y ambas familias ocultaron el asunto como si nunca hubiera existido. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído