Suena una música suave, un plano sonoro sostenido que envuelve el ambiente de forma cálida, acogedora. Es el principio, el acceso del niño a un lugar especial. Un nuevo nacimiento a un mundo, micromundo, con sus leyes y armonías propias. La luz es tenue, sin ser oscura. Los niños son recibidos por el actor, la bailarina y el músico y los acompañan a sus asientos. Todo es suave, el trato delicado. Cada niño ha de estar cómodo, seguro, tranquilo, bien sentado antes de comenzar. Cuando todo está listo, una mirada cómplice da entrada al concierto. Suena el primer tema?

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído