Mario Vargas Llosa, Sergio Ramírez, Laura Restrepo, Juan José Millás, John Carlin, Laura Esquivel, Manuel Vicent y Leila Guerrero fueron los ocho escritores que a propuesta de Médicos Sin Fronteras visitaron ocho grandes catástrofes humanas con el objetivo de vivir en primera persona situaciones dramáticas sobre las que escribir para que no caigan en el olvido. Todos los textos, acompañados de fotografías de Juan Carlos Tomasi, fueron publicados a lo largo del año 2010 en el suplemento de El País, y ahora se han convertido en exposición.

El Patio Alto del Claustro de la Casa de las Conchas acoge hasta el próximo 6 de noviembre una muestra con 48 fotografías que acercan al espectador al rostro humano del sufrimiento en República Democrática del Congo, Haití, Yemen, Cachemira, Malasia y Bangladesh, Guatemala, Colombia y Zimbabue. La responsable de Médicos Sin Fronteras en Castilla y León, Raquel González, afirmó en la presentación de la muestra que 'Testigos del olvido' comenzó a gestarse en 2008 para sacar a la luz 8 catástrofes humanitarias y se ha convertido "en una de las exposiciones más logradas de Médicos Sin Fronteras".

Pese a que fueron ocho los lugares elegidos, Gómez comentó que podían haber sido otros, "porque millones de personas viven una emergencia diaria" y puso como ejemplo a los inmigrantes que cruzan México pra llegar a EEUU en unas condiciones deplorables, a los civiles atrapados en Siria o a las víctimas silenciosas del ébola. "No se está dando la respuesta necesaria desde la comunidad internacional, y las ONG nos encontramos más solas de lo que deberíamos", destacó González.

"Mientras esperamos soluciones no vamos a dejar de internar que el sufrimiento no pase desapercibido porque estamos convencidos de que el silencio mata", finalizó las responsable de la organización en Castilla y León.

En la presentación de la exposición tamibén estuvo presente la enfermera de pediatría de la ONG, Ana de la Osada, recién llegada de República Democrática del Congo. "Leí el texto de Vargas Llosa y me sentí totalmente identificada, porque aquello está lleno de recursos naturales, pero su beneficio no llega a la población".

De la Osada destacó la gran facilidad de las epidemias para propagarse como es el caso del sarampión, el cólera, la malaria y recientemente el ébola.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído