La Universidad de Salamanca presenta una nueva edición de los Premios San Marcos que ponen en relieve la creación artística de la Facultad de Bellas Artes

Las 66 obras seleccionadas se podrán visitar hasta el próximo 2 de junio en el Palacio de La Salina y hasta el 30 de junio en la sala 5 del Museo de Arte Contemporáneo DA2

 XXIII Premios San Marcos 35
XXIII Premios San Marcos 35

La Universidad de Salamanca ha presentado esta mañana la XXIII Edición de los Premios San Marcos que reconocen las obras realizadas por distintos alumnos de la Facultad de Bellas Artes en las disciplinas de audiovisuales, dibujo, diseño, escultura, fotografía, grabado, pintura y otras manifestaciones artísticas.

Unos premios con larga trayectoria, como ha destacado el vicerrector de Política Académica y Participación Social del Estudio salmantino, Enrique Cabero, quien también ha puesto en valor que se han consolidado “como grandes referentes de la creación artística” y que ponen en valor “el gran potencial del profesorado y de los estudiantes de la Facultad de Bellas Artes”.

Los Premios San Marcos se crearon hace 23 años “con la finalidad de dar a conocer la creación artística de los estudiantes de la única Facultad de Bellas Artes de Castilla y León” y, sobre todo, para que la ciudadanía también pudiera conocer lo que se hace. Además, también son un “gran escaparate” para todo el alumnado de la Facultad, prosiguió Enrique Cabero, quien agradeció al Decanato de la Facultad, al Servicio de Actividades Culturales, a la Diputación de Salamanca y a la Fundación Salamanca Ciudad de Cultura y Saberes que hayan hecho todo posible.

En esta edición se han seleccionado 66 obras de las 253 presentadas que se han distribuido en cinco en la modalidad de Piezas Audiovisuales, seis en la de Dibujo, cinco en la de Diseño, 9 en la de Escultura, 7 en Fotografía, 7 en Grabado y 20 en Pintura y otras 7 en Manifestaciones Artísticas.

Han sido “obras de gran nivel”, afirmó el vicerrector, por lo que “no ha sido fácil hacer la selección” en la que se ha puesto de relieve no sólo el carácter cuantitativo, sino también cualitativamente ya que se extiende a todas las manifestaciones artísticas.

Por su parte, el diputado de Cultura de la Diputación de Salamanca, Julián Barrera, recordó que la institución provincial lleva apoyando estos premios desde su creación, y confirmó que “al jurado le cuesta cada vez más decidir”, lo que provoca que los San Marcos tengan “una extraordinaria fuerza en el ámbito cultural” sobre todo también por la colaboración interinstitucional que suponen.

Después de más de 20 años, cada edición se afronta con “renovada ilusión” ya que estos premios tienen un denominador común: “la incesante labor y el trabajo de los estudiantes y los profesores”, reflejó el diputado de Cultura.

Además, la exposición de los galardonados supone mostrar al público, según valoró Julián Barrera, “un termómetro social del arte y la vida por parte de los estudiantes”. También a través de unas nuevas tecnologías que cada vez están más incorporadas al mundo del arte, lo que hace que cada vez haya “nuevos lenguajes y nuevas expresiones artísticas”.

Los alumnos se enfrentan por primera vez a cómo presentar y comunicar un trabajo

El vicedecano de Infraestructuras y Extensión Cultural de la Facultad de Bellas Artes, Diego del Pozo, quiso también agradecer el apoyo del DA2, personificado en la coordinadora de exposiciones de la Fundación Salamanca Ciudad de Cultura y Saberes, Tate Díez, porque el apoyo y la colaboración que mantienen con la Facultad “es muy importante”.

Asimismo, confirmó que desde el Decanato están pensando en cómo dar un impulso e introducir novedades en las próximas convocatorias de los Premios San Marcos, ya que para los estudiantes es “un revulsivo” puesto que supone la primera vez que se enfrentan “a pensar en cómo comunicar un trabajo ejecutado”.

De igual manera, Diego del Pozo reflejó la “buena recopilación” que se ha dado en las obras ganadoras ya que también se ha producido una recopilación de los cambios de las prácticas artísticas contemporáneas.

Por su parte, Tate Díez también habló de la importancia de que todas las instituciones colaboren de manera conjunta y, sobre todo, con tal fluidez, ya que sirve para mejorar el premio y, sobre todo, facilitar que el estudiantado de Bellas Artes pueda hacer visible su trabajo.

De hecho, la coordinadora de exposiciones de la Fundación Salamanca Ciudad de Cultura y Saberes recordó que con estos premios se pueden conocer diferentes líneas de trabajo e investigaciones en las que están inmersas las jóvenes promesas del mundo de arte y, además, evitan ese “gran vacío” que existe cuando terminas la carrera.

Así, posibilitan que muchos alumnos den su primer paso “y vayan a la institución y presenten su trabajo”, siendo un momento más profesional que no se trata apenas durante la carrera. De la misma forma, “así ven que no hay vacío, que hay una continuación con las instituciones más cercanas”.

Los artistas ganadores de los Premios San Marcos 2019 han sido los siguientes:

- Audiovisuales: Pablo Gómez Jara, Sergio Bermejo Cofán (Mención de Honor) y Leyre León Álvarez (Mención de Honor).

- Dibujo: Olalla Hidalgo Gómez, Silvia Carbajosa Gómez (Mención de Honor) y Vanessa Miguélez Fernández (Mención de honor).

- Diseño: Elisa Gómez Abengoza, Alexandra Adamidou (Mención de Honor) y Pablo Gómez Jara (Mención de Honor).

- Escultura: Alejandra Martín Tejeda, Eva Blanco Ucero (Mención de honor), José María González Diez (Mención de honor) y José Miguel Santos Sansón (Mención de honor).

- Fotografía: Pablo Fernández Pelegrini, Aroa Chacón Mansilla (Mención de honor) y Meiga del Rio González (Mención de honor).

- Grabado: Grupo Anibe (Ángela García Armenteros y Mª Begoña Martínez Sevillano), Ardían Batuecas Montero (Mención de honor).

- Pintura: Raffaela Coupland, Paula Blanco García (Mención de honor) y Diocles Laime Montaño (Mención de honor).

- Otras manifestaciones artísticas: Olalla Hidalgo Gómez y Luz Iglesias Álvarez (Mención de honor).

Las colecciones reunidas en la Sala de Exposiciones de la Salina podrán visitarse del 7 de mayo al 2 de junio, de martes a domingo, de 11:30 a 13:30 horas y de 18 a 21 horas, así como de 11:30 a 13:30 horas los festivos. 

Por su parte, los interesados en conocer las obras instaladas en la sala 5 del Museo de Arte Contemporáneo DA2, podrán hacerlo del 6 de mayo al 30 de junio, de martes a viernes de 12 a 14 horas y de 17 a 20 horas, así como de 12 a 15 horas y de 17 a 21 horas, los sábados, domingos y festivos.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído