La derrota de la Unión Deportiva Salamanca en el Stadium Gal dejó a Ángel Bernabé muy tocado y el debate de la portería unionista en pleno apogeo. La pretemporada ya dejaba dudas mayúsculas sobre si el puesto estaba bien cubierto, tanto es así que Balta dudó hasta el último momento en fichar un portero viendo el rendimiento en partidos y entrenamientos de sus guardametas, aunque viendo que el equipo necesitaba reforzar también otras posiciones no se decantó por ello.

Ahora, con quince encuentros disputados, el toledano no responde a las expectativas que creó hace tres campañas su fichaje y es un mar de dudas bajo palos. El primer gol encajado este domingo y las constantes acciones en las últimas semanas están dando una inseguridad patente al equipo y al propio portero.

Zegarra deberá decidir si sigue con su confianza sobre Bernabé o si le da la oportunidad de ver si se mejora en la faceta de guardameta a Mario Villoria, que jugó en Copa en Nájera y cuajó una buena actuación. El salmantino podría ser el recambio del toledano, puesto que Zegarra mantiene confianza en todos sus efectivos.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído