El estancamiento de los nuevos inversores también afecta al funcionamiento deportivo de la UDS. Los actuales dirigentes, a la espera de un nuevo equipo que capitanee el futuro de la Unión Deportiva Salamanca, no quieren planificar nada que pueda repercutir en futuras acciones. Por eso, el diseño de la plantilla está parado, pero también la nueva campaña de abonos.
 
Los administradores han pedido al consejo que demore hasta diez días el inicio para captar abonados de la UDS, lo que ha generado malestar entre los dirigentes del club, que ven cómo pasan los días mientras los demás equipos se mueven y el club blanquinegro no avanza. Y es que el actual consejo tiene en mente reunificar abonos para así poder alcanzar los 8.000 socios la próxima temporada.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído