Los clubes humildes tienen que luchar año tras año para poder sacar equipos en las diferentes categorías. El Barrio El Zurguén no ha estado exento de problemas a la hora de confeccionar sus plantillas, pero como cada temporada ha conseguido salir adelante gracias al esfuerzo de sus directivos y sus delegados.

Un claro ejemplo ha sido la plantilla alevín. A falta de un mes para el inicio de la competición Jorge Mateos “Capi”, su entrenador, sólo contaba con ocho chicos, pero con movimiento por el barrio, colocación de carteles y el boca a boca ha conseguido que la cifra aumente hasta 12.

 

El objetivo que se ha marcado “Capi” para este primer año como entrenador es que “los que den el salto a fútbol once el año que viene se sepan colocar, el resto se asiente en la categoría” y que todos mejoren lo que ya saben. “Los resultados no me interesan, somos un club humilde y lo importante es que todos se sientan útiles”, asegura.

 

Los componentes de la plantilla alevín del Barrio El Zurguén son Iván (porteros); Eva, Pablo, Marco y José Antonio (defensas); Samuel, Ferre, Álvaro y Mario (centrocampistas); Javi, Juanjo y Hugo (delanteros); Jorge Mateos “Capi” y Christian Pascual (entrenadores).

 

Según su técnico, los puntos fuertes de este equipo son la velocidad en el ataque, con Javi como punta de lanza, los balones al hueco de los medios y el pundonor de los defensas.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído