Finalmente todo quedó en un susto. Álvaro Iglesias sufre un esguince de segundo grado y un fuerte traumatismo en su tobillo izquierdo después de que tuviera que ser retirado en camilla el pasado domingo en el encuentro que su equipo, el Hergar Camelot, disputó ante el Villamayor.

La lesión ocurrió en una jugada en la segunda parte en la que el jugador quedó tendido sobre el terreno de juego teniendo que ser parado el partido durante más de diez minutos. Los gritos del centrocampista, que ya ha pasado por una lesión grave, hacían presagiar lo peor e, incluso, tuvo que acudir la ambulancia para ser trasladado al hospital Virgen de la Vega donde le diagnosticaron el esguince por el que tendrá que estar fuera de los terrenos de juego al menos dos semanas.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído