La Unión Deportiva Salamanca regresó a los entrenamientos este miércoles, trabajará en doble sesión, y lo hizo con las novedades positivas de Antonio Ayala y Marcos Márquez, que se reincorporaron al trabajo con el grupo. Pese a ello, la presencia del defensa cartagenero en el envite del domingo ante el Alavés es muy complicada, puesto que acaba de salir de su lesión y de momento no se ha valorado que pueda jugar con una máscara que le proteja el pómulo.

Por el contrario, parece que el delantero sevillano sí podría jugar el domingo, algo que contrasta con Igor de Souza, que continúa parado y que tampoco se pudo ejercitar este miércoles. El lesionado Yuma y Paco Borrego, que será operado este jueves, fueron los otros efectivos que se perdieron el entreno.

En el mismo, los charros realizaron trabajo táctico y posteriormente disputaron varios partidillos cortos, comenzando a manejar de lleno las consignas que deberán utilizar el domingo en el estadio Helmántico.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído