Perfumerías Avenida consiguió la victoria en Wüzburg ante el CB Conquero en un partido de gran intensidad en el que desequilibraron la balanza en el último cuarto. En el tercer periodo, las jugadoras de Alberto Miranda hicieron sufrir al respetable. Finalmente, una diferencia de siete puntos que se antoja clave para conservar el liderato al final de la liga regular.

El primer cuarto fue muy igualado, de hecho se llegó con empate a 15 al término del mismo. Hubo alternativas para ambos equipos. A Perfumerías Avenida le costó encontrar vías hasta el aro onubense hasta bien entrado el choque, mientras el Conquero anotó fácil desde la pintura con Elonu como máximo estandarte. Poco a poco se fueron igualando las fuerzas y Gidden sostuvo a las charras con tiros desde media distancia. Las de Alberto Miranda mejoraron en defensa y en ataque comenzaron a hacer daño con las penetraciones de Jackie Gemelos y la aparición de Vitola en la pintura.

En el segundo cuarto, Perfumerías Avenida se cimentó una gran ventaja. Con un 4-0 de salida y una defensa mucho más intensa, el equipo local fue fraguando margen. Las onubenses tan sólo conseguían anotar cuando acertaban desde larga distancia, como así lo hicieron Rosó y Peters. Mientras Avenida encontraba petróleo en cada balón que jugaba al poste bajo Vitola. Leo Rodríguez aportó intensidad y puntos y Gidden siguió mostrándose fina desde media distancia. El marcador fue estirándose hasta los diez de ventaja en el último minuto. Finalmente la renta al final del segundo cuarto fue de nueve puntos.

En el descanso una lluvia de peluches cubrió el parqué del Pabellón Wüzburg. Y pareció cubrir también el ánimo del equipo local. Tras la reanudación, las azules resistieron el intercambio de canastas con el CB Conquero en los primeros compases, pero poco a poco se fue colapsando también el ataque. La sangría en el aro propio no se cortó durante todo el cuarto, hasta el punto de que la ventaja de nueve puntos que atesoraron las locales se invirtió por completo. Elonu y Peters camparon a su anchas sobre el parqué del pabellón salmantino. La primera anotando desde la pintura y la segunda fue constante en el juego exterior. Dos abajo a la última parte de la función.

El último acto dejó ver lo mejor del equipo azul. Las chicas de Alberto Miranda volvieron a apretar las clavijas en defensa y recibieron tan sólo ocho puntos. En ataque, todo fluyó mucho mejor y Silvia Domínguez consiguió llevar la batuta con maestría de veterana. El juego interior consiguió cerrar el rebote defensivo y tras unos minutos de gran intensidad, la victoria se quedó en casa.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído