Barri, de los campos de Regional a pelear por subir a Primera División: "Que los chicos sigan trabajando y creyendo, porque no sabes cuándo lo puedes conseguir"

El jugador del Albacete recuerda sus orígenes y su paso por el fútbol no profesional. Grandes años le permitieron ir ascendiendo de categorías hasta debutar, el pasado año, con el Getafe en Primera División

 Barri
Barri

El año pasado, Salamanca era una de las 9 provincias de España que no tenía ningún jugador en Primera División. Algo que cambió durante unas jornadas, cuando Diego Hernández Barriuso, o Barri, como luce en su espalda, debutaba con el primer equipo del Getafe.

Ocurría en Ipurúa (campo del Eibar) en la jornada 34 y lucía el número 28 a la espalda. Allí pudo disfrutar de más de 25 minutos, si bien el gran premio llegaría dos semanas después, cuando el equipo viajaba a Las Palmas, y Barri con ellos. En el Estadio de Gran Canaria iba no sólo a salir de titular, sino que también disputaría los 90 minutos, dejando muy buena impresión.

Así, este verano Barri era un activo importante para el club azulón. Acababa contrato con ellos, y todo apuntaba a que iba a renovar. Sin embargo, pasaban las semanas y no había noticias al respecto. Finalmente, a finales de julio se anunciaba que no se quedaría en el conjunto madrileño, sino que firmaría un contrato de dos años con el Albacete, con los que ahora pelea por subir a Primera (son segundos, en puestos de ascenso directo).

Barri daba así el salto al fútbol profesional, aunque no todo ha sido un camino de rosas hasta entonces. Formado en las categorías inferiores de la Unión Deportiva Salamanca, en 2013 (su último año de juvenil) se marchó al Unión Adarve, donde podría seguir compitiendo en División de Honor.

Tras ello no continuó en la disciplina rojinegra, pero sí en equipos madrileños. Primero, en el Alcalá B (Regional Preferente) para, después, dar el salto a Los Yébenes San Bruno (también Regional Preferente). Su buen curso en este último equipo le valió para firmar por el Móstoles URJC, de la Tercera División madrileña.

Los del sur de Madrid decidieron contar con él en su ambicioso proyecto que pretendía ascender a Segunda B. Mientras, a Barri le había dado tiempo a ir cursando el Grado de CAFyD (en el que se graduaría ese año) y a cambiar tanto su físico como su estilo de juego, pasando a ser un gran mediocentro.

Ese año, pese a no contar con el cartel de titular en los primeros partidos, se fue ganando el hueco en el campo, demostrando también una gran polivalencia que le permitía actuar donde el míster le necesitase. Finalmente, el Móstoles jugaría los Playoff de ascenso, pero serían eliminados por el Peralada en primera ronda. Eso sí, Barri ya había demostrado de lo que era capaz, y otro de los equipos potentes del Grupo 7 de Tercera, el Getafe, decidió apostar por él. El resto, es historia.

En una entrevista para SALAMANCA24HORAS, Barri habla de todo ello: su adaptación al fútbol profesional, la suerte que ha tenido siempre de coincidir en vestuarios muy unidos, la confianza que ha recibido por parte de sus entrenadores o de la buena temporada que está cuajando el Albacete.

Además, confirma que debido a una lesión que sufrió entrenando no podrá enfrentarse a otro ex de la UDS, Diego Caballo, que milita en las filas del Deportivo, otro aspirante a Primera. Un esguince de tobillo le mantendrá alejado de los terrenos de juego las próximas dos o tres semanas, aunque seguirá trabajando para estar disponible cuando el míster lo considere oportuno.

Adaptación al fútbol profesional. “Muy contento, porque el ambiente de trabajo es muy bueno. En el grupo, desde el primer momento, se respiraba mucha unión y confianza. Y sabíamos que había buen equipo, con jugadores muy contrastados, y al final se ha ido dando bien, y ahí estamos.”

Plantilla. “Tenemos una plantilla muy compensada. Gente joven con mucho talento y gente veterana con muchos partidos en la élite. Esa combinación de juventud con veteranía y, sobre todo, el ambiente que hay y cómo nos ayudamos unos a otros, es la base para lograr cualquier cosa en el fútbol.”

Vivir del fútbol. “Pienso que somos unos privilegiados, vivir de lo que nos gusta y hacer lo que nos gusta. Muy poca gente lo puede hacer, y por ello tenemos que disfrutarlo y aprovecharlo, dándolo todo lo que tenemos todos los días. Acomodarme a esta situación ha sido fácil para mí, porque me permite centrarme en el fútbol, que es lo que me gusta. Tengo claro lo que quiero hacer para poder sacar mi máximo rendimiento.”

Vestuario compacto. “He tenido suerte en ese aspecto. Los dos vestuarios de nivel que he tocado (Getafe el pasado año y Albacete este) tenían una gran calidad de personas, con muy buen ambiente. Sí que son diferentes, pero el compañerismo y el espíritu de sacrificio y dar la cara por el compañero está presente en los dos vestuarios, y eso es lo que hace fuerte a un equipo.”

Progresión hasta el fútbol profesional. “La verdad es que es muy bonito. Lo consigues con los años gracias a tu trabajo, y ves tu esfuerzo recompensado. Vas consiguiendo lo que siempre has soñado, alcanzar tu sueño, que es el fútbol profesional. Es un camino difícil, hay que vivir para ello y esforzarse y trabajar muy duro. Pero el conseguirlo es una gran satisfacción. Animo a todas las personas que han estado en mi situación a que sigan trabajando y creyendo, porque no sabes cuándo lo puedes conseguir.”

Salida del Getafe. “Fue un poco lío. Parecía que iba a renovar y al final fue que no, pero esas cosas pasan en el fútbol. Centrándome en lo bueno, tengo grandes recuerdos allí y un gran cariño a su afición. El Getafe me ayudó a dar un gran paso en mi carrera y les deseo lo mejor. ”

Confianza del Albacete. “El club apuesta por mí. El director deportivo (Mauro Pérez) me conocía del Getafe. Me había visto jugar y me conocía bien, y me hace la ficha por dos años. Es luego el míster, Ramis, el que me ve entrenar durante el primer mes de pretemporada, y decide que me quede en el club.”

Experiencia. “Hay una plantilla con jugadores contrastados de muchísima calidad, lo que aporta una grandísima competitividad. Hay que dar lo mejor de nosotros y el míster decide. Y yo intento estar siempre disponible y, cuando el míster lo necesita, me da minutos.”

Ex de la UDS. “Hay dos, Susaeta y el ‘Toro’ Acuña. Tienen muy buen recuerdo. Cuando supieron que era de allí, me estuvieron hablando de su paso, y recuerdan la ciudad y el club con cariño. Todo lo que me han dicho de Salamanca es bueno.”

Diego Caballo. “Diego es un gran futbolista. Lo venía demostrando en grandes canteras, como la del Real Madrid, la del Valencia y luego la del Depor. Al final le han dado la oportunidad y está demostrando el futbolista que es con una gran temporada.”

Coincidencia en la cantera de la UDS. “Él tenía un año más y algún partido jugué con él cuando me subían de un equipo a otro. Sí coincidimos en alguna ocasión.”

Deseo para la temporada. “Vamos a intentar mantener el nivel que hemos tenido. Ese es el deseo. El nivel es bueno, pero ahora queda lo más difícil, que es mantener ese nivel. Y así seguro que vendrán cosas buenas.” 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído