Buscaba el segundo triunfo consecutivo pero el Balonmano Salamanca se volvió de vacío de tierras arandinas. Los ?hombres de negro? sucumbieron por 32-25 en la pista del filial del Villa de Aranda.

Los de Alberto Martín entraron con buen pie en el partido pero, a partir del minuto 10, no anotaban con claridad y su rival se fue marchando poco a poco en el tanteador. Al descanso, la renta desfavorable era de cuatro goles (15-11).

El arranque de segunda mitad fue bueno y los charros recortaron la diferencia hasta dos goles. Pero pronto volvió a ser de cuatro tantos. En los últimos cinco minutos, ya a la desesperada y con muchas precipitaciones, acabaron siendo superados por 32-25.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído