Dos equipos estaban pendientes este jueves de la decisión de la Liga de Fútbol Profesional sobre su presencia o no en la Segunda División, y aunque el Racing de Santander sí continuará en la categoría de plata peor suerte ha corrido el Real Murcia. Un descenso administrativo que afecta al Club Deportivo Guijuelo, ya que su plaza la ocupará el Mirandés, con el que los salmantinos compartían grupo en la Segunda División B.

El regreso del Mirandés, que acabó la pasada temporada en el 19º puesto, provocará cambios en el Grupo 1 de la división de bronce del fútbol español. Y es que la Real Federación Española de Fútbol deberá decidir si al igual que ocurrió el año pasado compiten 19 equipos, quizá a la espera de que el Salamanca Athletic pudiera inscribirse, o que el Real Murcia se convierta en rival del Guijuelo. Esta decisión parece la más probable, aunque perjudicaría gravemente al equipo pimentonero, cuyo viaje más cercano a lo largo de la competición sería el que les llevaría a Valladolid después de recorrer 600 kilómetros. Un hecho que ya tiene precedente, ya que hace varias temporadas el Burgos se vio obligado a competir en el Grupo 3 por motivos similares. 

Los enfrentamientos entre Guijuelo y Mirandés estaban previstos el próximo 21 de diciembre en la localidad burgalesa y el 10 de mayo en la villa salmantina, y habrá que esperar si ese día los de Fernando Estévez descansan o tienen que medirse al Real Murcia.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído