Pese a ser un club relativamente joven, el Carbajosa pretende ir creciendo poco a poco, y para ello ha decidido incorporar a un preparador físico para todos sus equipos de fútbol 11. El encargado de dicha parcela será Pablo Sánchez, que continúa en el cuerpo técnico de la primera plantilla después de llegar a él de la mano de Tabu, el anterior entrenador al que ahora sustituye Roberto González, y a su vez trabajará de manera coordinada con los demás técnicos.

Su labor en el primer equipo será “realizar la pretemporada y tener una continuidad durante la competición”, en la que una vez llegada se centrará en “desarrollar la parte física en las sesiones, readaptar a los lesionados en su primera semana de entrenamiento, y controlar a los jugadores mediante test físicos”. Trabajará en todo momento de manera presencial, mientras que con la cantera se encargará de “elaborar unas pautas para ayudar en la formación de personas”, ya que según la edad y la categoría “los objetivos a conseguir y los contenidos a trabajar serán distintos”.

Pablo Sánchez se reunirá junto al coordinador y los entrenadores, para tener “unas premisas iniciales adaptadas al estilo de cada técnico y la edad del deportista”. Sus directrices básicas serán “utilizar mucho el juego e intentar trabajar con el balón, aunque siempre condicionado al crecimiento del organismo”. Por ello en infantiles se trabajará sobre todo “la capacidad aeróbica, flexibilidad velocidad de reacción, y poco a poco tonificación muscular para entre otras cosas evitar lesiones”. Cuanto más crezcan más importancia se dará a la fuerza, y en juveniles “se podrá estresar más el cuerpo para ver más beneficios en competición”. En cuanto a los dos equipos de Aficionados, enrolados en las divisiones Regional y Provincial respectivamente, la exigencia será parecida, ya que al ser jugadores sénior “podemos trabajar más enfocados en la competición que en la formación”. Finalmente, en las féminas se dividirá a las futbolistas “en grupos de edad, ya que no se puede exigir lo mismo a chicas de 16 años que de 22”.

Para poder desarrollar todo este trabajo, Pablo Sánchez tiene a día de hoy planificada la pretemporada del equipo regional, a la espera de pequeñas modificaciones que puedan ir surgiendo. Mientras esta se realiza asegura que “dejaré finiquitado lo relativo a la base para que esté todo organizado antes de empezar sus competiciones”. Y una vez que estas lleguen, la intención es centrarse en el primer equipo, y conseguir “que cada jugador esté en la mejor condición física posible”, ya que según piensa “es de vital importancia”, haciendo mucho hincapié dentro del fútbol base en “tener hábitos saludables”. En estos últimos su labor será la de supervisión, mediante objetivos y contenidos trimestrales, aunque estará “a disposición de los entrenadores cuando sea necesario”, pues considera que “tienen suficiente titulación y autonomía para desarrollar sus propios entrenamientos”.

El Carbajosa actualmente cuenta con varios equipos de fútbol siete en cada categoría, lo que según Pablo Sánchez es “síntoma de que va progresando”. Entre los aspectos a mejorar destaca que “puede faltar algún equipo en regional, pero si las cosas siguen así llegarán los frutos”.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído