Pasan los días y en el Club Deportivo Guijuelo sigue sin vislumbrarse un futuro prometedor, el mes de junio ha arrancado y el final del mismo puede traer graves consecuencias si nadie aparece para conducir la nave chacinera. Tras las elecciones y las asambleas de socios, lo único cierto es que el vacío de poder en la entidad guijuelense y que la luz de alarma empieza a encenderse.

Y es que no parece que existan gestiones ni propuestas claras para poder salir adelante con el club, algo preocupante por lo plazos. El 30 de junio se cumple el de poder inscribir los equipos de la entidad jamonera, algo que no se podría llevar a cabo si nadie llega para hacerse cargo de la presidencia.

Así las cosas, lo que era una temporada histórica en lo deportivo parece que se ha torcido en los institucional. Los jugadores se empiezan a cansar de esperar una posible oferta de renovación y entrenadores de categorías inferiores se marchan. La solución de hace, por tanto, necesaria en un Guijuelo parado de lleno, estancado.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído