Ficha

Guijuelo: Wilfred, Peña, Jonathan Martín, Ángel, Razban, Javi, Carlos Rubén, Valero, Pino (Ballesteros, min. 70), De la Mota (Esteban, min. 83) y Garban (Manu Moreira, min. 59).

Tropezón: Iván, Cote, Sergio, Adrián, Luis Alberto, Pablo, Dorronsoro (Perujo, min. 55), Nando, Gonzalo (Fresno, min. 65), Rafa y Estrada (Álex, min. 55).

Goles. 1-0, min. 5: Pino; 2-0, min. 54: Carlos Rubén.

Árbitro: Ricardo Esudero Marín, del colegio castellano-manchego, amonestó al local Peña y a los visitantes Gonzalo y Luis Alberto.

Incidencias: partido disputado en el Municipal de Guijuelo correspondiente a la 13ª jornada del Grupo I de la Segunda División B. Aproximadamente 300 espectadores.

Crónica

La visita del Tropezón al Municipal amenazaba el juego de palabras si el CD Guijuelo no lograba la victoria. Pero los de Rubén de la Barrera no dieron opción a la sorpresa, y continúan pisando fuerte, realizando un gran fútbol. Tanto es así que el conjunto chacinero, que comenzaba la temporada con el objetivo de no descender, comanda el Grupo I de la Segunda División B después de trece jornadas.

Pronto llegó el primer aviso del Guijuelo, invalidado por el árbitro debido a un fuera de juego de Jonathan Martín, que había rematado alto un centro de Razvan. Y no hubo más, ya que en la segunda llegada de peligro del partido, con solo cinco minutos disputados, Pino anotaba el tanto que le sitúa como máximo goleador del cuadro chacinero aprovechando un centro de Peña.

Después del gol el interés hasta el final de la primera parte decayó bastante. El Tropezón se sentía cómodo sin balón y no se atrevía a crear, mientras que el conjunto chacinero tampoco quería arriesgar en exceso al verse por delante en el marcador. De este modo pasaron los minutos hasta que el colegiado señaló el descanso.

Los dos equipos regresaron con ánimos renovados del vestuario, y de nuevo pronto llegó un nuevo gol del CD Guijuelo. Pino rozaba el doblete, pero el guardameta rival Iván evitaba con la rodilla el gol, y en la siguiente jugada Carlos Rubén ponía tierra de por medio a la salida de un córner. Y al contrario que en la anterior mitad, los dos tantos de ventaja provocaron que los locales continuaran buscando la portería del Tropezón.

El equipo cántabro movió el banquillo en busca de un revulsivo, pero apenas le creó peligro a Wilfred, que al no recibir gol se convierte en el Zamora de la categoría, mientras que los cambios de Rubén de la Barrera mantuvieron el interés del partido. El primero en entrar fue Manu Moreira, que estuvo a punto de sentenciar el choque en su primera jugada, y posteriormente fue Javi Ballesteros el que revolucionaba el encuentro, sustituyendo a Garban y Pino respectivamente.

Ballesteros tuvo en varias ocasiones el tercer gol de su equipo, pero el de hoy no fue su día, cruzando el balón demasiado o encontrándose con Iván, el mejor de los visitantes. Sin embargo su acierto no lo necesitó su equipo, que suma su quinta victoria consecutiva y se coloca en lo más alto de la clasificación, empatado a puntos con el Oviedo, que tiene un partido más.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído