Los administradores concursales de la Unión Deportiva Salamanca fuerzan la maquinaria y tras finalizar la competición liguera y ver como favorece la sentencia en relación en lo que el club debe cobrar de la LFP, de cara a pagar lo que se le adeuda a la plantilla, se centran en el futuro más inmediato, que no es otro que encontrar inversores para la entidad.

Ahora bien, para ello trabajan en lograr la descapitalización del club, puesto que parece imposible que sin el club con capital cero alguien entre y meta dinero en la Unión. En este sentido, es Juan José Pascual, accionista mayoritario el que tiene la palabra acerca de esta medida, ya que sin su consentimiento, el proceso se retrasaría.

La Junta General de Accionista fijada para el 28 de junio podría ser el día en que esto se aprobara si Pascual no lo acepta antes, pero ha sido algo que trastoca y mucho los planes de los posibles inversores, entre ellos la familia Hidalgo, que espera que el acuerdo se anuncie antes, más que nada para que el proyecto no empiece a retrasarse.

Es más, en el caso del proyecto Hidalgo, el que el club no quede en capital cero impediría que llegara capital de Becali y Mendez, en teoría los que van a ser los dos escuderos de Hidalgo si éste entra, cuando le ayuden con el aval, claro está.

Ahora bien, pronunciarse nadie se pronuncia, las negociaciones entre administradores y Pascual ahí están, pero si el máximo accionista no acepta voluntariamente esa reducción, parece que busca lograr una compensación, el proceso sufrirá un retraso importante.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído