El Córdoba supera al Guijuelo en la final de la Copa RFEF (1-0)

Caramelo tuvo el empate a uno a falta de quince minutos para el final del choque

Caramelo pugna por un balón en El Arcángel / FOTO CD GUIJUELO
Caramelo pugna por un balón en El Arcángel / FOTO CD GUIJUELO

Sin premio. El Guijuelo acabó subcampeón la Copa RFEF tras perder la final en El Arcángel ante el Córdoba. Los chacineros lo intentaron hasta el final pero el gol de Javi Flores fue demasiado (1-0).

El once elegido por Mario Sánchez para la final fue el formado por Johan Guzmán en la meta; Davo, Piojo, Trapero y Pica en defensa; Peli, Carlos Rubén, Cristóbal, Caramelo y Alvarito en la medular; y Giráldez como ‘9’.

Los chacineros sufrieron desde los primeros compases. El Córdoba tenía una marcha más y se mostraba peligroso en campo contrario. Simo, Casas y Luismi se mostraban verticales pero se topaban con Johan Guzmán. El cancerbero chacinero se mostraba muy seguro bajo palos y también lejos de ellos. A dos minutos para el descanso, estuvo muy atento para salir de su área y evitar el uno contra uno con Casas. Por entonces, el Córdoba ya había metido en el campo a Javi Flores por Julio Iglesias en su centro del campo.

La única ocasión del Guijuelo llegó a los doce minutos. Los chacineros se estiraron en campo rival, Davo centró al primer palo desde la derecha y Giráldez remató. Sin embargo, no logró darle dirección a su disparo y se fue al lateral de la red. Con empate a cero se llegó al descanso.

El arranque de la segunda parte plasmó el ‘hambre’ del Córdoba. Con Willy y Fuentes ya en el campo, los locales fueron más poderosos. A los ocho minutos de la reanudación, llego el gol andaluz. Centro al segundo palo y Javi Flores, libre de marca, remata de cabeza. Johan pareció tener solventada la situación pero se equivocó a la hora de blocar y el árbitro concedió el 1-0.

El gol dejó KO al Guijuelo durante unos minutos. Casas y Bernardo tuvieron el segundo. Era el momento de que Mario Sánchez moviese fichas. Metió en el campo a Álex Lorenzo y Ferreras por Peli y Alvarito. Un minuto después, Giráldez se marchaba lesionado y Toti entraba en su lugar.

Sin ‘9’ pero con movilidad, el plan del Guijuelo tuvo más presencia en ataque. Fue Toti el que reactivó la zona ofensiva. A quince minutos para el final, en la mejor jugada charra del duelo, el propio Toti asiste en la frontal a Caramelo. El extremo recorta a su par dentro del área y, en posición escorada, lanza cruzado pero sin que el balón tome portería. No quedó ahí el ataque del Guijuelo, que tuvo dos acciones más de Toti que pudieron ser el 1-1. Pero no llegó y el Córdoba se proclamó campeón de la Copa RFEF.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído