Lamentable una vez más tener que reseñar un incidente en las competiciones provinciales de fútbol. Sucedía el pasado sábado tras el encuentro de categoría benjamín, en concreto del grupo de Segunda A, que enfrentaba en el campo de tierra de la Federación al Calasanz y al Cabrerizos.

Un delegado de este último equipo agredió al joven colegiado instantes después de que éste señalara el final del encuentro, al parecer indignado por el hecho de que a su equipo le hubieran empatado al final. Lo hizo además a la espalda, propinando un puñetazo al trencilla, que como es lógico señaló este lamentable y cobarde hecho en el acta.

El suceso no se quedó ahí, ya que un delegado del Cristo Rey que estaba por la zona, al ver la agresión, salió corriendo para separar al individuo del árbitro, como así fue. En ese momento, la reacción del miembro del Cabrerizos fue la de encararse y buscar agredir al hombre del Cristo Rey que acudió a separar.

No es la primera del Cabrerizos

Cabe recordar que el Cabrerizos se vio envuelto en otro incidente hace meses, cuando un partido de prebenjamines tuvo que ser suspendido por los problemas alrededor del mismo causados por un delegado que incitaba a la violencia y que se fue arriba al ver cómo los padres del equipo contrario se lo recriminaban, haciéndolo con frases como “al tobillo”. Al parecer y según han informado a este diario, el individuo agresor del colegiado de este sábado ya había estado dentro de problemas al insultar bastante a los trencillas semanas atrás.

Y en Prebenjamines, con el Villares...

Reseñar igualmente, que en un partido de prebenjamines, un padre del Villares saltaba al campo para recriminarle al colegiado que no pitaba faltas y que un gol del contrario había llegado en fuera de juego. Según han explicado a este diario, el incidente se quedó ahí y el árbitro no sufrió agresión alguna pese a la violenta reacción del padre.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído