El día que Camacho jugó en la UDS y el Helmántico descubrió a D'Alessandro

En junio de 1974, la Unión acababa de ascender a Primera División. Para celebrarlo, organizó un torneo de fiestas de San Juan de Sahagún en el que participó el campeón de la Liga Argentina, San Lorenzo de Almagro, en el que jugaban Rezza, D'Alessandro y Ameijenda, luego destacados jugadores de la UDS. El equipo blanquinegro fue, además, un aliciente en sí mismo, porque disputó el torneo cargado de jugadores a prueba, entre los que se encontraban José Antonio Camacho y Julio Cardeñosa

 7 n
7 n

Cada cuatro años, José Antonio Camacho se convierte, ya sea sudando la gota gorda desde el banquillo o aportando sus peculiares comentarios y espontáneas reacciones en las retransmisiones, en una de las grandes atracciones en España del espectáculo televisivo que es el Mundial de fútbol.

El histórico jugador y entrenador de la selección española y del Real Madrid guarda una curiosa anécdota relacionada con la Unión Deportiva Salamanca. Fue jugador del equipo salmantino durante dos partidos amistosos que tuvieron lugar en el mes de junio de 1974, cuando la UDS estaba en Primera División y vivía su época dorada de la mano del técnico José Luis García Traid. Además de la presencia en el equipo de Camacho, en aquel trofeo de fiestas de San Juan de Sahagún también vistió la camiseta blanquinegra otro internacional español de renombre, Julio Cardeñosa; y los aficionados que abarrotaron el Helmántico descubrieron a un espigado portero argentino de 24 años, de nombre Jorge D'Alessandro, que se convertiría en uno de los futbolistas más destacados de la historia del extinto equipo charro. Aquel mes cambió la historia de un club que logró permanecer después durante siete temporadas seguidas en Primera División y rozó la clasificación a competiciones europeas. 

El fútbol anterior a la Ley Bosman era muy distinto al actual y, en los setenta, el potencial de los equipos sudamericanos era semejante al de los europeos. Los principales conjuntos del nuevo continente pasaban largas estancias en suelo europeo realizando giras. Fue así como el campeón argentino de Primera División de 1974, San Lorenzo de Almagro, llegó a Salamanca. 

"El Ciclón de Boedo era un equipo plagado de gente joven que luego fue emblemática en el fútbol español. Estaban Ricardo Rezza, el goleador Héctor Scotta y Antonio Ameijenda. También jugaba con nosotros Jorge Olguín, que fue campeón del Mundial 78. El equipo venía de ganar la Liga y acababa de hacerse cargo el técnico Osvaldo Zubeldía. Un auténtico "Mourinho" de la época", rememora Jorge D'Alessandro a SALAMANCA24HORAS. "Nos fuimos de gira a Europa y jugamos contra la Lazio, que también había sido campeón aquella temporada en Italia (equipo que fue apodado como "La Lazio de las pistolas"). La gira era un plan recaudatorio total. El club buscaba competir para generar ingresos y para poner en el escaparate a sus mejores jugadores y así poder venderlos. Así llegamos a Salamanca", cuenta D'Alessandro.

San Lorenzo

El torneo de fiestas de 1974, además de la UDS y San Lorenzo, también lo jugaron el Vitoria de Setúbal y el Sporting de Gijón. Un gran cartel para una ciudad que estaba de celebración, porque por fin su equipo estaba en Primera División. "Recuerdo como si fuera ayer el gran ambiente que se respiraba en la ciudad, que estaba convulsionada por el ascenso de su equipo. Llegamos una semana antes del torneo, tras hacer Roma-Madrid-Salamanca, y nos instalamos en el Hotel Regio para acudir al Helmántico a entrenar cada día. Era joven, pero pude tomarle el pulso a la sociedad salmantina", explica D'Alessandro.

Y es que a poco más de un año para que muriese Franco, el joven Jorge quedó sorprendido por el orden que se vivía en la calle en contraposición con su país natal, que poco después sería asolado por una asesina dictadura militar. "Se notaba cierto rigor y mucho respeto. Un ambiente un poco manejado por la dictadura. Salamanca era una ciudad calmada, nada que ver con Buenos Aires, pero en la calle se notaba un cierto aire progresista en cuanto al estilo de vida. Parecía que todo iba a cambiar", afirma el exportero.

Una Unión de jugadores a prueba

Jorge D'Alessandro y Ricardo Rezza pisaron por primera vez el cesped del Helmántico para jugar un partido el 12 de Junio de 1974. "Me impresionó el Helmántico. Me pareció un estadio casi de dibujos animados. Era muy coqueto, todo cerrado y blindado, nada que ver con las grandes canchas de Argentina o con el antiguo Gasómetro, el estadio de San Lorenzo. Fue muy agradable poder jugar. Me sentí muy arropado en el Helmántico en mi primera vez", cuenta Jorge. San Lorenzo cayó 3-1 frente al Sporting de Quini, pero tanto Rezza como D'Alessandro tuvieron un papel estelar, situación que acabó de convencer a la directiva de la UDS. Tanto es así que esa misma semana fueron unionistas. "La operación estaba acordada antes incluso de jugar, ya que nos habían visto en los entramientos. Recuerdo que hubo una reunión previa en el Regio con Victoriano Reyes, García Traid y nuestro representante. Yo demostré mi interés por quedarme y todo fue muy rápido", evoca el argentino.

Tras la primera semifinal, fue el turno para la UDS, que presentó ante el equipo portugués una alineación muy especial, conformada por jugadores a prueba que querían demostrar su valía. Uno de ellos era murciano, tenía sólo 19 años y se llamaba José Antonio Camacho. Procedía del Real Madrid, equipo en el que no había tenido casi oportunidades. El otro, Julio Cardeñosa, jugaba en el Real Valladolid y tenía 24 años. En el caso de éste último su presencia en el Helmántico fue un reclamo publicitario para atraer la atención más que otra cosa. De hecho ya era figura en Pucela y poco después se marchó al Betis. La UDS no podía afrontar su contratación. Sin embargo, con Camacho la situación era distinta. "Nunca entenderé cómo no lo ficharon, fueron unos visionarios", afirma en tono jocoso Siro Pérez Huerta, hermano del gran capitán Ángel Huerta. La leyenda dice que a Camacho le tacharon de duro y el pase no se concretó. Regresó a la capital y pronto fue titular con Miljan Miljani?.

El Vitoria de Setúbal derrotó a la UDS por 2-0 y luego al Sporting por 3-2 para llevarse el torneo. San Lorenzo venció a la Unión 2-1 por el tercer y cuarto puesto. Días después, Rezza, Ameijenda y D'Alessandro fueron nuevos jugadores blanquinegros. El resto es historia.

Once UDS Elche 1974







Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído