El Confitería Gil empató este domingo en el pabellón de Alamedilla en un encuentro loco y que pudo acabar con cualquier resultado. Los entrenados por Paco Olivares están en franca progresión y lo vieron a demostrar, con minutos de buen juego y momentos en los que perdonaron y no pudieron abrir el encuentro a su favor.

Fue el filial del Lobelle el que abrió el marcador, en lo que estaba siendo un envite vistoso para el espectador ya que ambas escuadras dejaban jugar. Los pasteleros lograban igualar antes del descanso, dejando las tablas al llegar el mismo.

En la segunda mitad fueron los charros los que consiguieron ponerse por delante en el tanteador, pero a falta de cinco minutos para el término del encuentro, los gallegos, con portero jugador, colocaron el 2-2 definitivo.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído