Se encendieron las luces… ¡y España bailó al son del ‘We are the champions’!

Las jugadoras del Perfumerías Avenida Silvia Domínguez, Laura Gil y Andrea Vilaró, campeonas del Eurobasket femenino con una selección que ya suma cuatro entorchados continentales.

 España Eurobasket
España Eurobasket

En la previa de las semifinales del Eurobasket femenino, disputado en Letonia y Serbia, Lucas Mondelo (seleccionador de España y entrenador con el que el Perfumerías Avenida ganaba sus únicas Euroliga y Supercopa de Europa, en 2011) pronunciaba una de sus originales frases: “No queríamos venir a la discoteca, pero ya que estamos aquí, cerremos la pista”.

Y el combinado nacional lo hacía este sábado eliminado a Serbia, equipo anfitrión. Ante tal panorama, el preparador español añadía antes de encarar la final de este domingo: “Ya han encendido las luces de la discoteca y hay que aprovechar el último baile”.

Ese último compás le ponía delante a Francia, la misma pareja con la que le tocaba bailar en las finales de 1993, 2013 y 2017, ganadas por España. Pero lejos de marcarse un agarrado, el objetivo era citarse a distancia, pues solamente uno de los dos países abandonaría el local como campeón.

El Belgrade Arena era el pub en el que los dos vecinos se encontraban para intentar levantar la copa (la de ganador del torneo, que nadie sea mal pensado). Lograrlo pasaba por llevar el ritmo a seguir e impedir que el oponente te pisara mientras te movías por la pista.

A las órdenes del coreógrafo Lucas Mondelo se encontraban tres jugadoras del Perfumerías Avenida: Silvia Domínguez, Laura Gil y Andrea Vilaró, fichada para la próxima temporada. El trío disfrutaba de minutos en la cancha. Por su condición de base, Domínguez se hacía con la manija del juego yendo ‘Despacito’ (13 puntos anotados, 4 rebotes capturados y 2 asistencias en 18 minutos jugados), mientras que la pívot Gil se sentía en plan ‘Matador’ bajo el aro (9 puntos, 10 rebotes y 2 asistencias en 30 minutos). Para la escolta Vilaró (1 minuto y 43 segundos en la cancha) el trocito de pieza a interpretar se llamaba ‘Caminando por la vida’, pues debía ir sin pausa, pero sin prisa en los instantes anteriores a la conclusión de una partitura llamada partido.

La actuación coral daba resultado y España, que pasaba de soniquetes lentos y era más de sintonías marchosas (la tensión competitiva, el poderío físico, la velocidad, el atrevimiento desde la línea exterior, la atención en los rebotes y la defensa intensa constituían sus puntos fuertes), ya vencía al descanso por 50 a 36. En el segundo acto bajaba ligeramente el pistón, pues era cuestión de aguantar sin cansarse.

Así las cosas, cuando sonaba la bocina que indicaba que la discoteca cerraba, España se proclamaba campeona de Europa por cuarta vez al imponerse por 86 a 66. Para Silvia Domínguez y Laura Gil es su tercer Eurobasket vencido, mientras que Andrea Vilaró suma el primero. Al éxito conseguido por estas componentes del Perfumerías Avenida hay que añadir a otras personalidades que han formado parte del club salmantino: las jugadoras Tamara Abalde, Astou Ndour, Laura Nicholls, María Pina y Marta Xargay; el seleccionador, Lucas Mondelo, y el preparador físico, Jordi Aragonés.

Todos danzaban felices (por los altavoces se escuchaba ‘Happy’), pues el último baile acababa por todo lo alto y con ‘El vals del obrero’ y el himno de la nación sonando a todo volumen. Pero tras recoger la copa (recordamos, la que le acredita como vencedor), para España sonaba una melodía más. Esa que para la selección de baloncesto femenino será la canción del verano: ‘We are the champions’.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído