Ha llegado el día en el que se cuentan las horas y los minutos para el gran evento. Noventa grandes minutos en los que España e Italia detendrán el tiempo durante, al menos, noventa minutos. Mientras dure el partido, las calles estarán desiertas y habrá espectadores que lo vean en casa y otros en bares, pubs y cafeterías que llevan días preparándose para la gran final. Aunque los dueños y sus trabajadores tengan que pasar los 90 minutos trabajando, seguro que lo van a agradecer.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído